jueves, enero 10, 2008

“DONNIE BRASCO” 1997

Dirigida por : Mike Newell
Actores principales: Al Pacino (Lefty Ruggiero), Johnny Depp (Agente Pistone / Donnie Brasco)
Año : 1997 Duración aprox.: 128 minutos
Publicado por: TRIPICTURES, S.A. Formato : DVD

“Un tío listo tiene razón hasta cuando se equivoca.” (Lefty Ruggiero)

“Donnie Brasco” es una película basada en hechos reales sucedidos en la década de los setenta. En esos años, el gobierno de los EE.UU se propuso desarticular la organización mafiosa conocida con el nombre de La Cosa Nostra, encargando esta difícil tarea al F.B.I. Para poder cumplir con este objetivo, surgió la idea de infiltrar un agente especial del cuerpo en la estructura de esta organización mafiosa, y tratar de llegar hasta la cúspide del sistema para posteriormente, desmantelarla. Esta misión fue asignada al agente especial Joseph D. Pistone. El resultado final de su infiltración en esa peligrosa red delictiva fue la detención y desaparición de varios clanes pertenecientes a La Cosa Nostra. La novela que posteriormente escribió el agente Pistone junto a Richard Woodley, sirvió también como base para la realización de esta película.

Uno de los aspectos que más me gusta de esta película es la ambientación años setenta tan bien lograda. Da la sensación de estar viendo más un reportaje de la época que una película producida a finales de los noventa. Si hablamos del ambiente mafioso en el que se mueve el agente Joe Pistone, alias “el joyero” para los mafiosos junto a Donnie Brasco, podemos respirar esa adrenalina que todo lo impregna, esa desconfianza oculta, esa tensión constante y ese miedo en donde nada ni nadie se puede escapar a una llamada para “comparecer”.

El reflejo del sistema de cuotas que se establecen en estas estructuras del crimen organizado está muy bien descrito en “Donnie Brasco”. Un disparo en el centro de la diana para comprender perfectamente como funcionan estas organizaciones. No solo se encargan de robos, tráfico de sustancias ilegales y chantajes, sino que, por encima de todo se sitúa el pago de ciertas cantidades de dinero por parte de las diferentes bandas con el clan, y estos a su vez, con la jefatura. Si por cualquier motivo, estos ingresos no son realizados, las consecuencias son de sobra conocidas. Y este riesgo es completamente asumido. Hablar de Mafia es hablar de dinero, de ingentes cantidades de dinero. Su seguro: el silencio, el poder del silencio cuya ley es el sancta santorum.


En “Donnie Brasco”, las interpretaciones de Johnny Depp, y sobre todo, de Al Pacino, son sublimes. Johnny Depp hace el papel del agente Joe Pistone-“el joyero”-Donnie Brasco, destacando en su interpretación su difícil rol familiar. La familia de Joe Pistone está marcada por las duras exigencias que el trabajo de Joe conlleva a la vida de quienes le aman, y muy especialmente en su mujer. La dura vida que la mujer de un agente especial ha de soportar, la llevan a un enfriamiento radical en sus relaciones afectivas. Esta circunstancia queda muy bien descrita en las palabras “Finjo que soy una viuda” dirigidas a su marido.

Respecto a Al Pacino en su papel de mafioso como Lefty Ruggiero, este pertenece al clan Bonnano. Su magistral interpretación lo rodea de detalles esenciales para dar verosimilitud a su difícil personaje, ya que Lefty es un mafioso en declive. Esos ojos reflejando el fracaso, ese aspecto desaliñado, esa mirada permanentemente perdida, esa ropa que no luce, que no brilla, que no tiene esa elegancia que da un status por encima de las circunstancias, ese rostro de aquel que ha perdido el control sobre su vida y se va arrastrando por ella. Esos hombros caídos que lo dicen todo. Ese pelo alborotado, no por rebeldía, sino por falta de autoestima.

Siguiendo mi costumbre de seleccionar escenas de las películas en mis artículos, destacaría la escena en donde Lefty y Brasco han de alimentar con hamburguesas a un gatito que llevan en el asiento trasero del coche; o la escena del restaurante japonés (una pregunta al lector de este artículo: ¿crees que es imprescindible quitarse los zapatos para comer en uno de estos restaurantes?); o la escena en donde Brasco ha de cortar filetitos en un sótano; o la maravillosa escena en donde Lefty entrega un recorte de revista a Brasco. Porque en esta película los símbolos son cruciales, destacando detalles clave como la entrega de las cerillas del club “Kings Court”. Por ello, se observa que el director se ha dejado la piel en mandar esos mensajes claros, cambiando diálogos por el significado de los objetos que aparecen en la escena. Un inteligente sistema de comunicación con el espectador al que pocos directores de cine parecen dar valor en sus realizaciones.

Quisiera finalizar este artículo con una frase de Joe Pistone: “No me comporto como ellos. Soy como ellos.”, y una sagrada norma, “no menciones su nombre, son las reglas.”. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

Lux_Atman

Artículo Nº: 247
.

1 comentario:

Lydia dijo...

Quiero felicitarte de nuevo por este blog que trata de peliculas. Muy artistico y muy interesante.

Donnie Brasco me encantó, pero tengo un defecto: me gustan las peliculas de mafiosos. No me preguntes por qué, no lo sé. Quizas he sido una mafiosa en otra vida, quien sabe! Ultimamente he visto a Casino, por segunda vez. Disfruté enormemente.

Hasta pronto y que pases un buen día.

More Visited: