domingo, noviembre 25, 2007

“GRADUS AD MORTEM”, JESÚS PARDO.

Publicado por: HUERGA Y FIERRO EDITORES
ISBN: 84-8374-419-8 Edición: 2003

”Vida sin sexo: el fin de la esperanza”

La poesía siempre ha sido una de las columnas principales que ha dado solidez a LUX ATENEA LIBROS. De forma constante se viene incrementando el número de poetas comentados, ya sean estos más o menos conocidos por el público en general. Está claro que un poeta, llamémosle, más popular, supone un mayor número de personas interesadas en conocer una opinión subjetiva sobre cualquiera de sus libros. Pero en el caso de un poeta no tan conocido, y no por ello significa que sea menos interesante e importante, suele activarse instantáneamente en mi interior las ganas de publicar un artículo sobre su obra recientemente descubierta. Este ha sido el caso del libro “Gradus Ad Mortem”, y de su autor, Jesús Pardo, un escritor cuya entrada en el mundo de la poesía no ha podido ser más oportuna y trasgresora.

”Mínima eternidad hallo en lo breve”

¿Por qué motivo “Gradus ad Mortem” lo considero trasgresor? Existen muchos poemas escritos en español cuya temática ha sido la muerte, pero en cambio, Jesús Pardo es el primer poeta que me ha hecho sentir la importancia del efecto del mismo tiempo sobre el acto de morir. Digno de admiración es comprobar cómo el poeta, utilizando el mismo presente de la palabra leída, hace sentir al lector la intemporalidad al situarlo fuera del propio acto inspirador, o sea, del mismo giro horizontal de la inmisericorde guadaña.

”El tiempo no se fragmenta
Porque vive de sí mismo,
La vida vive del tiempo
Fragmentándose infinita.”


Porque la Dama Muerte tal vez sea la encargada de enviarnos del reino de Cronos al otro reino eterno en el que el propio tiempo fue expulsado. Como un ángel caído del Cielo al mundo terrenal, el tiempo convirtió la misma vida en esclava de su presencia, en una irremediable adicta de los efectos de sus mandatos y leyes. Tal vez la misma muerte no sea otra cosa que una nueva oportunidad para abandonar el mundo de lo caduco, de la degradación constante, de aquello que extingue la propia esencia de la vida, marchitándola incesantemente tras el fugaz embrujo de la juventud.

”Viejo en mi juventud, me vi acabado
en mi comienzo, revertido espejo:
vagido y estertor, un mismo grito.”


Jesús Pardo se introduce en la mente, en la lógica humana existente en nuestro cerebro. Jesús Pardo investiga en el factor clave que nos hizo abandonar el reino animal para situarnos entre la tierra y el Cielo: la consciencia de la muerte. Jesús Pardo convierte en poesía todo aquello que hace al ser humano, un ente vivo constantemente influenciado por la presencia de la muerte en su vida. Jesús Pardo nos recuerda en sus versos cómo el dar la espalda a la fugaz condición de la propia existencia, no convierte en inexistente aquello que tanto se teme: el olvido de nuestro paso por el mundo.

”El tiempo, siempre el tiempo. Más no existe
el tiempo para aquel que no lo sienta
más que como profeta de su muerte.”


El libro “Gradus Ad Mortem” es la infinitud frente a lo pasajero, es la compañía en nuestra irremediable soledad, es la partida de cartas cara a cara con la Dama Muerte, es la oscuridad convertida en esperanza, es la vida al otro lado de la muerte, o sea, la vida dentro de la Nada. Una vida que no es esta vida, y en una Nada que desconocemos, pero cuya puerta de entrada tratamos de descubrir en esta vida que parece Todo. “Gradus ad Mortem”, poesía inmortal. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

”Pienso que es con la muerte con quien ando
y que mientras más vida voy buscando
más infunde en mi mente su negror…”


Lux_Atman

Artículo Nº: 240
.

No hay comentarios: