domingo, noviembre 25, 2007

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS “DUSK AND VOID BECAME ALIVE”.

Publicado por : NAPALM RECORDS, (DPR015), 2006
Edición comentada : CD

Dusk and Void Became Alive / Mistrust / Winter´s Night / Unquiet Thoughts / Cease to Breathe / Praise Blindness Eyes / Virtue´s Cloak / Moon Muse / Catharsis

Cuando los seguidores de Die Verbannten Kinder Evas dábamos el grupo por cerrado, en el año 2006, Richard Lederer nos sorprendió con su cuarto álbum, titulado “Dusk and Void Became Alive”. Publicado por la compañía discográfica Napalm Records en noviembre de ese mismo año, con un disco de esta calidad y belleza Die Verbannten Kinder Evas vuelve a demostrar al público neoclasicista que aun quedan muchas fronteras por atravesar, muchas sensaciones por descubrir, mucha belleza musical por sentir en lo más profundo de cada uno de nosotros. En “Dusk and Void Became Alive”, de nuevo estará presente la influencia intemporal del magistral músico inglés John Dowland, acompañado por otro gran genio, Grigorii Petrenko.

Siempre me ha sorprendido el virtuoso don que posee Richard Lederer a la hora de escoger la vocalista femenina que le acompañe, y dando continuidad a esta excelente capacidad de elección, en “Dusk and Void Became Alive” será Christina Kroustali la encargada de volvernos a poner en contacto directo con la música celestial. Porque Christina Kroustali no solamente posee una voz con un potente registro, sino que su versatilidad, amplitud y capacidad vocal le permite definir y participar en tal variedad de formas y estilos de canto que la convierten en todo un lujazo musical. Todo un grandioso diamante, pulido con la más suave de las bellezas, cuyos iridiscentes brillos nos hipnotizarán y encantarán cual embrujo de Euterpe.

Siguiendo las líneas marcadas por el tradicional diseño utilizado por Die Verbannten Kinder Evas en sus obras publicadas, la imagen escogida para este álbum volverá a sumergirnos en un mundo mucho más barroco, y tenebroso a su vez. Las sufrientes figuras, los desesperados gestos, la mortal marca y sello, la oscuridad dominante, se convierten en “Dusk and Void Became Alive” en toda una danza bailada por la Dama Muerte en el salón de su reino.

Impresiones post-audición:

Solemnemente, iniciamos la entrada en la canción “Dusk and Void Became Alive”, con letra de Grigorii Petrenko y de la mano de Christina Kroustali, como si de un poderoso y trágico réquiem se tratara. Impresionantes rayos de voz nos iluminarán en la oscuridad, porque solos, en compañía de nuestra soledad, el camino de la vida en el que andamos jamás se mostrará claro, brillante y cálido. Si el silencio pudiera cantar, interpretaría la canción “Dusk and Void Became Alive” con femenina voz, como si de una amenazante y oscura amazona con negras alas se tratara. Un piano nos invitará a “Mistrust”, una canción mucho más sosegada y dirigida hacia la reflexión. De la mano lírica de John Dowland, serán nuestros pensamientos quienes se adentren en las brumas que ocultan los puentes que nos comunican con nuestra alma. En “Mistrust”, de nuevo Christina Kroustali nos dejará hechizados con esa voz claramente perfilada con las afiladas garras del sufrimiento. Dos maravillosas canciones como impresionante inicio del disco. Sigamos adentrándonos en el erebo de la belleza siniestra…

Los gélidos vientos de “Winter´s Night” se desatan , rugiendo ferozmente delante nuestro y obstaculizando nuestro avance hacia el interior de las infernales profundidades del espíritu depresivo. Nuevamente, las palabras de Grigorii Petrenko serán las encargadas de moldear ese gótico mensaje de triste final. A continuación, en “Unquiet Thoughts” le tocará el turno a la lírica de John Dowland, interpretada por la voz de Richard Lederer y acompañada por las pinceladas vocales de Christina, en una evolución musical encaminada a ofrecernos una de las piezas más preciosas de este álbum. El final de esta canción a dos voces, sencillamente ¡¡¡de otro mundo!!!. Si John Dowland resucitara, se quitaría el sombrero ante composiciones de esta extrema calidad y sensibilidad.

Un piano, la voz de Richard Lederer, la canción “Cease to Breathe” y el poderoso registro de Christina se unirán para levantar una cruz en el tormentoso valle de la desesperanza. Con “Praise Blindness Eyes”, una luz en el cielo se abrirá paso hasta tocar el suelo, iluminando los pétalos de la flor de la sabiduría. Un exceso de luz, y la belleza se marchitará mientras la canción “Virtue´s Cloak” suena como fúnebre cortejo atravesando las sombras. La luz se ha marchado, pero su reflejo en la Luna siempre nos recordará la canción “Moon Muse”, un luminiscente espíritu cuya presencia interior estimulará la intuición en sus adoradores. “Moon Muse” es la canción que más me ha sorprendido de este disco, una canción con una fuerza impetuosa excelentemente elevada a lo más alto gracias al inteligente protagonismo dado a la voz de Christina, por parte de Richard Lederer. En composiciones como estas es donde se demuestran las excelente cualidades musicales de un gran creador como Richard Lederer. “Moon Muse” incita a la constante audición una y otra vez, introduciéndonos en una enigmática dinámica de la cual no desearíamos salir nunca. Como cierre a este impresionante álbum se encuentra la canción “Catharsis”, todo un expansivo torbellino que todo lo atrapa, y que situará a quienes lo escuchen entre el Cielo y la tierra. Un final convertido en catarsis, ¡qué más se puede pedir!.

¿Será el álbum “Dusk and Void Became Alive”, el último trabajo de Die Verbannten Kinder Evas? La respuesta estará de nuevo en manos de Richard Lederer. Mientras permanezcan en la espera, escuchen toda su obra y ¡¡¡disfrútenlo!!!.

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS, EL NEOCLASICISMO AUSTRIACO ( y 4ª parte)

Lux_Atman

Artículo Nº: 241
.

No hay comentarios:

More Visited: