domingo, noviembre 11, 2007

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS “DIE VERBANNTEN KINDER EVAS”.

Publicado por : General Inquisitor Torquemado's Releases, (GIT003), 1994
Edición comentada : CD

Einleitung / The serpent´s voice / Darkened skies / Quod olim erat / Beneath the veil of the ocean / Requiem / May no tears stain this holy ground / The messenger / Futile belief / Reflexion beyond boundaries / Craving dreams / Shadowvale / Withering existence / Das letzte kapitel

Hablar del grupo musical neoclásico Die Verbannten Kinder Evas es hablar de uno de los pilares musicales principales que, en la década los noventa, permitirían establecer, desarrollar y sostener con solidez muchas de las innovaciones artísticas. En los primeros años del recién inaugurado siglo surgirían considerables avances conceptuales dentro de este estilo, convertido en referencia dentro de la música gótica. El neoclasicismo es actualmente, una de las señas de identidad más bellas y profundas de nuestra amada cultura gótica, y este aspecto no solamente queda confinado dentro de unos parámetros estéticos y musicales, sino que ofrece nuevas perspectivas a muchos amantes de la música clásica más conservadora. Un público que, normalmente, se encuentra alejado culturalmente de estilos como el rock gótico, el dark-electro, el ambient o el dark-folk. Por este motivo, el grupo Die Verbannten Kinder Evas aparece con un aire renovado y puro cuya valoración aumentará a lo largo de los años. Die Verbannten Kinder Evas se han convertido en punto de referencia dentro de los círculos musicales más afines al clasicismo.

Die Verbannten Kinder Evas es el proyecto musical más arriesgado creado por uno de los músicos más versátiles dentro de la escena underground, Richard Lederer. Su presencia la podemos encontrar en grupos musicales tan dispares como Grabesmond (dark-ambient), Ice Ages (dark-wave), Pazuzu (dark-ambient épico) o el grupo de black-metal Summoning, por mencionar algunos de sus proyectos más importantes, y en los cuales, unas veces aparecerá con el seudónimo de Protector, y otras, con el suyo propio.

Aunque muchos críticos consideran a Die Verbannten Kinder Evas como un grupo incluido dentro de la corriente dark-wave, o incluso dark-ambient ( ¡!¿? ), el estilo que mejor encaja y define su obra es el neoclasicismo. Hablar de esos estilos en este caso, sería confundir al lector poco informado ya que, si buscara referencias relacionadas con el propio dark-wave o dark-ambient, el abanico de formas y estilos de hacer música por parte de estos grupos resultantes le puede resultar completamente desconcertante. Precisando musicalmente, podemos decir que Die Verbannten Kinder Evas es un grupo neoclásico fuertemente influenciado por las corrientes musicales inglesas aparecidas entre los siglos XIV y XVII, cuyas composiciones son instrumentalmente complejas y espiritualmente oscuras, recreándose en las atmósferas más frías, en los lugares más desolados, en las noches más cerradas, en las nieblas más fantasmagóricas. Die Verbannten Kinder Evas es un castillo perdido en un lugar remoto, situado en la cima de una montaña desconocida, y al cual se accede tras quedar desorientado en un camino bajo una noche tormentosa. Y, cojamos la dirección que cojamos, siempre acabaremos a los pies de sus murallas.

Richard Lederer es el alma de estos “niños desterrados de Eva” aparecidos en Viena, Austria, en 1994. En su gestación, contará con la colaboración artística de unas inestimables voces femeninas que darán ese toque clásico que le hará destacar entre todos los grupos que han formado, forman y formarán parte de este estilo musical. Die Verbannten Kinder Evas ha creado un estilo único que lo diferencia del resto gracias a su inmensa imaginación depositada en la composición de sus piezas musicales, un factor innovador que lo une fuertemente a una vanguardia de corte conservador enraizada en los orígenes históricos de la música europea.

El primer disco de Die Verbannten Kinder Evas llevará por título el propio nombre del grupo, y será autoproducido y publicado a través de la compañía General Inquisitor Torquemado's Releases. Un primer álbum que verá la luz en mayo del año 1994. Este primer álbum es el fruto musical de Michael Gregor (teclados), Julia Lederer (vocalista), Nora El Shammah (vocalista) y el propio Richard Lederer (voz y teclados).

Este excepcional trabajo musical colocó a la ciudad de Viena en una posición privilegiada dentro de la escena gótica neoclásica, un galardón que se consolidaría con la publicación de sus siguientes álbumes en años posteriores. Tristemente, este primer disco no ha sido hasta ahora re-editado, y debido al escaso número de ejemplares puestos a la venta, se ha convertido en una auténtica pieza de colección cuyo precio en el mercado (cuando se da la rara circunstancia de que hay alguno puesto a la venta) es muy elevado. En mi caso, tardé casi dos años en hacerme con una copia original nueva, una esperada llegada que coincidió con la compra de su tercer disco (conocí a este grupo cuando acababan de sacar su segundo álbum). Pasemos a escuchar esta maravillosa luz en la oscuridad...

Impresiones post-audición:

Una percusión avanza hacia nosotros mientras “Einleitung” se empieza a desperezar ante los ojos de la curiosidad seducida. En “The serpent´s voice”, el grupo nos propondrá un trato, una opción al alcance de la mano con tan solo desearlo. “The serpent´s voice” es una excelente composición que juega con la música de cámara, orquestal y coral de manera asombrosa. “The serpent´s voice”, ocho minutos de magia. Esta admiración continuará con la siguiente canción, “Darkened skies”, una recreación sonora con insinuaciones más tétricas y opacas a través de las voces femeninas transformadas en almas en pena. Unas notas que no transportan nada más que pesares. Las percusiones utilizadas en “Darkened skies” nos ofrecen una mayor sensación de gravedad, de desequilibrio al borde del abismo.

Con “Quod olim erat”, el giro será de ciento ochenta grados tras situarnos en medio de un soplo de intemporalidad casi divina, una espiritualidad de signo poco visible. Posteriormente, la canción “Beneath the veil of the ocean” nos tapará los ojos, dejando a nuestro ego ciego ante la verdad que nunca comprenderá. “Beneath the veil of the ocean” es una composición etérea con pasajes de gran belleza, y tras el hallazgo, la torre ha de ser demolida hasta sus cimientos con “Requiem”, una canción profundamente gótica que nos transmite absoluta solemnidad gracias a la excelente combinación de una grave voz masculina y el sonido del órgano. Con “May no tears stain this holy ground”, los momentos oscuros empezarán a diluirse, recuperando poco a poco todo su sentido real. “May no tears stain this holy ground” tiene unos fragmentos sublimes obtenidos a través del inteligente entramado musical realizado entre una voz masculina de corte monacal y una melodía mas cercana a las alegres danzas paganas sicilianas.

Siguiendo patrones más medievales entramos en “The messenger”, una canción que nos hipnotiza y desorienta con sus volátiles melodías entre campanadas, hasta que lleguemos a la mortuoria “Futile belief”, con unas marcadas melodías para órgano que nos dejarán inmediatamente parados para, posteriormente, hacer despertar nuestra conciencia a un plano más alejado de lo terrenal. Sus coros, ¡puramente siniestros en una atmósfera aun más siniestra!.

Mientras suena la canción “Reflexion beyond boundaries”, entraremos en terrenos movedizos, en apariencias que son tan solo eso, apariencias, hasta que “Craving dreams” llene de lágrimas nuestros ojos ante la contemplación del cruel mundo en el que vivimos. Un mundo que huele a corrupción, a envidia, a degeneración, a heridas sangrantes y a belleza en putrefacción excelentemente insinuada con el sonido de dos pianos. A continuación, “Shadowvale” aparecerá con marcialidad, con su poderosa espada forjada en la épica, en el culto al héroe que da su vida por un ideal. En cambio, en la canción “Withering existence” pasaremos a un ambiente mucho más relajado, más nítido, más femenino. “Withering existence” brilla con gran intensidad a través de esa voz femenina que levita, que guía mientras una voz masculina reconoce su error tras haber caído en el desánimo provocado por el dolor. “Withering existence” es una paz ganada tras haber cruzado el desierto de las desgracias.

Finalmente, y cerrando este gótico álbum, se encuentra la canción “Das letzte kapitel” ofreciéndonos una copa de oro cuyo contenido habremos de beber inexorablemente si la cogemos. ¿Quieren coger esta mágica copa? Entonces, escuchen este álbum imprescindible y… ¡¡¡disfrútenlo!!!.

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS, EL NEOCLASICISMO AUSTRIACO (1ª parte)

Lux_Atman

Artículo Nº: 236
.

No hay comentarios: