miércoles, noviembre 14, 2007

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS “COME HEAVY SLEEP”.

Publicado por : M.O.S. Records , (MOS 011), 1997
Edición comentada : CD

The beginning / Come heavy sleep / Sad silent home / Misery / Dim atmosphere / The past / Unreal mystery / House of glass / Waters of wide Agony / The end

Este disco lo puedes conseguir en Músicas de Regimen: http://www.mdrmusic.com/

En el año 1997, Die Verbannten Kinder Evas publicará su segundo trabajo, titulado “Come heavy sleep”. El grupo elegirá a la compañía discográfica M.O.S. Records, con sede en Liechtenstein, como encargada de su publicación y distribución. Este álbum consolidará a Die Verbannten Kinder Evas dentro de la escena, divulgándose incluso algunas de sus canciones en medios de comunicación alternativos. De esta manera, Die Verbannten Kinder Evas empieza a estar en boca de muchos seguidores de este estilo musical, y la excelente opinión que se empieza a generar en el público debido a la gran calidad contenida en sus composiciones, llevará a “Come heavy sleep” a lo más alto en las listas de éxito.

El disco “Come heavy sleep” es mucho más melancólico, más triste y no tan góticamente espiritual como su primer trabajo. En este trabajo, Richard Lederer se recreará mucho más con las emociones, con los contrastes, con la solemnidad existente en los momentos previos a la muerte.

Dos años han pasado y la evolución musical aparecida dentro de las creaciones musicales de Die Verbannten Kinder Evas se hace notar, pese a las dificultades con las que Richard Lederer tiene que enfrentarse. Uno de estos escollos será la pérdida de su vocalista, quedando tan solo con la ayuda de Julia Lederer como única vocalista femenina. La inspiración para componer todas las canciones de “Come heavy sleep” vendrá de la obra de un genio inmortal de la literatura romántica inglesa. Me estoy refiriendo al inigualable poeta y escritor Percy Bysshe Shelley. Todo un lujo lírico para unas innovadoras composiciones. Pasemos a escucharlas...

Impresiones post-audición:

“The beginning” es el fugaz inicio instrumental del álbum como luces desapareciendo en la oscuridad, hasta que la canción “Come heavy sleep” nos haga ver que tras la negra muerte, se encuentra esa luz siempre añorada. “Come heavy sleep” son lágrimas, son miedos, aunque se intuyan futuros goces, pero estos todavía no se dejan ni ver ni sentir. Tras “Come heavy sleep” entramos en “Sad silent home”, una de las canciones que más me ha gustado de toda su obra, hasta el momento. Esa arpa, acompañada de una voz femenina cercana al desvanecimiento entre tambores y trompetas, y que suenan a grandeza perdida, es toda una experiencia musical. “Sad silent home” debería ser una canción de obligada escucha para todo amante del estilo neoclásico.

La canción “Misery” es un atento paseo por las calles de la ciudad de Londres, en el siglo XVI. La combinación de voces masculina y femenina entre instrumentos de viento, nos insinúan pobreza, suciedad y desesperanza de manera admirable. Casi podemos observar esas vidas que se marchan, y a las que la Muerte tal vez debería haberse llevado mucho antes. “Misery” huele a habitación con el aire cargado, una habitación en la que una triste vela intenta dar un poco de claridad y luz entre tanta pesadumbre. A continuación, con la canción “Dim atmosphere” resultará fácil caer en el más absoluto decaimiento. Porque “Dim atmosphere” cierra puertas, oculta horizontes y enfría cuerpos, dejándonos aislados y sin esperanzas, hasta que “The past”, arranque las hojas de nuestro futuro, cambiándolas por algunas ya escritas en cuyo contenido sólo renace el dolor. Pero la decadencia anímica no ha terminado aun, ya que con “Unreal mystery”, seremos arrojados a unas aguas donde no podremos ver el fondo. Con una losa por tabla de salvación, nos iremos hundiendo más y más hasta que la luz sólo sea un recuerdo.

A continuación, con la canción “House of glass”, los destellos encontrarán en nuestros ojos un espejo que los atrape. “House of glass” es mucho más celestial, más onírica, como si todo lo que nos rodeara tuviera la suavidad y la consistencia de la seda. En cambio, “Waters of wide Agony” será más tranquila, más calmada, pero con un macabro sosiego cargado de desgracias. “Waters of wide Agony” sería la música ideal de un lugar maldito, de una tranquilidad mortal, de unos cantos de sirenas que acabarán convirtiéndose en crueles escilas.

Y llegamos a la canción que da cierre al disco, llamada “The end”. Nuestra barca se irá aproximando poco a poco al borde universal como una rama arrastrada por un río hacia una ruidosa y furiosa catarata. Y un segundo después, ya no seremos nada porque la Nada nos habrá reclamado.

El álbum “Come heavy sleep” es un impresionante álbum neoclásico. Una imprescindible joya musical que no debe faltar en una buena colección discográfica. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS, EL NEOCLASICISMO AUSTRIACO (2ª parte)

Lux_Atman

Artículo Nº: 237
.

No hay comentarios:

More Visited: