jueves, agosto 30, 2007

“LA DIVINA COMEDIA”, WILLIAM BLAKE.

Sigue Lux Atenea Webzine y Lux Atenea News en FACEBOOK.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


El próximo día 28 de noviembre, LUX ATENEA WEBZINE celebrará el 250º aniversario del nacimiento de este genial artista. Mientras llega esta fecha tan señalada, aquí tienen una de sus más importantes obras, “La Divina Comedia”.

Publicado por: BIBLIOTHÈQUE de L´IMAGE
ISBN: 2-909808-96-3
Edición: 2000

Mi pasión literaria, esotérica y alquímica por “La Divina Comedia” de Dante es de sobra conocida por nuestros lectores. Pero si a esta magna obra le unimos las excepcionales visiones artísticas que el pintor, poeta y escritor inglés William Blake (1757 - 1827) tuvo durante la lectura del libro de libros por excelencia, y que fueron finalmente reflejadas con maestría en esta serie de acuarelas, entonces estamos hablando de una explosión artística inigualable en el siglo XVIII que, por desgracia, ha sido irrepetible en la Historia Cultural Europea desde entonces. William Blake como pintor, aunque irremediablemente atraído por el arte clásico como vía de expresión artística, en cambio no es un clasicista retrógrado y conservador en vista a la belleza y a la estética innovadora que le caracterizó. Y es que si en algo destacó William Blake en vida fue por su insubordinación, por su crítica al sistema, por su rechazo a las oligarquías religiosas, y por su mística creencia en un mundo mejor mucho más armonioso con la esencia humana. Blake es un libre pensador, un ácrata que ha de autocensurarse en algunas ocasiones para no causar un escándalo social ya que es un alma libre viviendo en una sociedad llena de tabúes y de restricciones que le llevará a romper algunos límites establecidos como esencia vital.

A William Blake, desde mi personal y subjetivo punto de vista, le considero el artista de espíritu más renacentista y polifacético que haya nacido en el Reino Unido. Revolucionario, espiritual, mentalmente adelantado a su época, y entregado en cuerpo y alma a la Mística, William Blake sobresale por excelencia como uno de los grandes genios de la pintura que más fácil y más directamente consigue conmoverte cuando te encuentras delante de una de sus impactantes creaciones. Lo que más admiro de William Blake, a parte de su franqueza emocional absoluta reflejada en el Arte, es que no trata de explicarte un concepto, una idea o un mensaje solamente a través de la sorpresa o del impacto visual, ya sea haciendo uso de la técnica o de una composición pictórica revolucionaria. Más bien al contrario, de William Blake me atrae esa capacidad o ese don que posee a la hora de mostrarnos con sutileza en sus obras, las impresiones recibidas tras tomar contacto con el Conocimiento desvelado. Y esa misma capacidad para reflejar lo desvelado, es lo que ha provocado mi acercamiento a sus obras pictóricas para estudiarlas y analizarlas porque hablar de William Blake como pintor, es hablar de sensaciones vivas, de claridad espiritual, de grandeza interior, y de ser capaz de compartir un ideal y una visión del mundo celestial con nosotros.


Será “La Divina Comedia” de Dante, uno de los libros que más impresionará a Blake… ¡¡¡y le comprendo perfectamente!!! Y de tal magnitud será el impacto emocional recibido que, en lo más profundo de su mente, se encenderá la llama de la creación pictórica, dando vida a estas acuarelas que terminarán convirtiéndose en las letras que unirá hasta dar sentido a las frases metafóricas y simbólicas nacidas en sus razonamientos y sentimientos. En sus manos, los colores se convertirán en los acentos, en los párrafos subrayados y en las palabras en negrita. En resumidas cuentas, en aquello que dará vida y sentido a su pintura. Pero este periodo creativo será muy corto en el tiempo, desde 1824 a 1827 (año de su muerte), pero muy prolífico con ciento dos dibujos y acuarelas terminadas. Las formas, los gestos, las dimensiones… todo empieza a tener una lógica y un sentido brillantemente perfilado hasta ser capaz de traspasar la mente hasta nuestro inconsciente, iluminándolo con el resplandor de la llama divina. Blake, como buen místico, no dudará en hacer uso del símbolo como vía espiritual esencial para poder explicar aquello que el significado de nuestras palabras no puede enseñar porque las lecciones místicas verdaderas son inefables. Por este motivo, conocer a William Blake es adentrarse en un mundo de formas, colores y figuras cuya apariencia no refleja exactamente su significado más obvio. Blake juega y disfruta jugando con los símbolos porque siente su esencia espiritual ancestral, y solamente partiendo de lo espiritual se puede entender el mensaje que nos envía, o la profundidad sacra y existencial de su mensaje. En el caso de estas magníficas acuarelas inspiradas en “La Divina Comedia”, poniendo como ejemplo esta selección de símbolos que he realizado junto a su significado, es posible que los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine reciban el mensaje pictórico verdadero de Blake, abrazando esa sensación y sintiéndola:

- El cetro: Símbolo del poder.
- El espejo: Símbolo de la Vanidad.
- San Pedro: Simboliza la Fe.
- Santiago: Simboliza la Esperanza.
- San Juan Evangelista: Simboliza la Caridad.
- El carro: Simboliza a la Iglesia como institución.
- El grifo: Simboliza a el Salvador.
- Beatriz: Simboliza la Redención.
- Lía: Simboliza la vida activa.
- Raquel: Simboliza la vida contemplativa.
- La letra P: Símbolo de los pecados.

Otros importantes símbolos los dejo en el tintero, o mejor dicho, en manos de la curiosidad de nuestros lectores. Desde luego, “La Divina Comedia” de William Blake no le deja a uno impasible. Más bien al contrario, porque es capaz de abrir y de mostrarte todo un mundo de aspectos y significados profundos que te invitan al estudio, a la investigación, y a la experiencia analítica. “La Divina Comedia” de William Blake, un libro imprescindible y una auténtica joya de biblioteca. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Félix V. Díaz
RESEÑA Nº: 215
En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
“POESÍA COMPLETA”, WILLIAM BLAKE.
“ILUSTRACIONES AL LIBRO DE JOB”, WILLIAM BLAKE.
“PEQUEÑO DICCIONARIO DE WILLIAM BLAKE”, CRISTÓBAL SERRA.
“LA DIVINA COMEDIA”, DANTE ALIGHIERI (ESPECIAL INFIERNO).
DANTE ALIGHIERI “LA DIVINA COMEDIA” ILUSTRADO POR GUSTAVE DORÉ.
DANTE ALIGHIERI “LA DIVINA COMEDIA”.
EDY MINGUZZY “EL ENIGMA FUERTE. EL CÓDIGO OCULTO DE LA DIVINA COMEDIA”.
ÁNGEL CRESPO “DANTE Y SU OBRA”.
“POESÍA COMPLETA”, FRIEDRICH NIETZSCHE.
ALEISTER CROWLEY “RODÍN EN VERSO”.

.

No hay comentarios:

More Visited: