miércoles, febrero 07, 2007

TOKYO SEX DESTRUCTION “LE RED SOUL COMUNNITTE”.


Publicado por : BCORE DISC, (BC.91), 2002
Edición comentada : CD

Break-out town / Yesterday is gone / She´s so fine / Black money / First day / Capitalism plus dope equal genocide / Everything is right / You gotta do it / Don´t make try your love (song about love, about soul music) / Le red soul comunnitte

Tokyo Sex Destruction es un grupo musical español que ha hecho de lo ecléctico, su manera de inspirarse. Soul, rock´n´roll, funk, rhythm&blues, punk, psicodelia,... son influencias que dejan su huella en las excelentes canciones que este grupo catalán compone. Canciones cargadas de riffs endemoniados, de emotividad, de mensaje social y de ruido pintado en color negro. Porque los componentes del grupo Tokyo Sex Destruction han hecho de los símbolos de la contracultura, su tarjeta de presentación musical. ¿Su compromiso? Haberse convertido en uno de los grupos nacionales con mayor riqueza musical de la escena actual.

Tuve ocasión de verlos en directo en la conocida sala madrileña El Sol y su concierto me dejó impresionado. Guitarras, voces y batería unidas en un escenario para ofrecer un despliegue sonoro de tal calidad, que todos los allí presentes quedamos hipnotizados con estos talentos musicales. Unas guitarras que eran más bien los brazos de los guitarristas, es decir, un control absoluto a la hora de tocar fuera lo que fuera menester. Un batería cuyos ritmos no estaban para nada reñidos con la fuerza activada. Y un vocalista con una potente voz surgida de un cuerpo dominado por constantes descargas eléctricas. Desde luego, los allí presentes no tuvimos ninguna duda de que Tokyo Sex Destruction se habían dejado la piel sobre el escenario. Al finalizar el concierto, tuve ocasión de hablar con el grupo y me quedé sorprendido con un comentario del vocalista, al decirme que habían tenido directos mejores. ¡Mejores!. No me quiero ni imaginar como deben ser en esos directos mejores según él. Deben ser para no poder dormir en los siguientes siete días hasta haber soltado todas las emociones acumuladas. Desde luego, espero poder verlos algún día en uno de esos directos.

Impresiones Post-Audición :

Que los primeros segundos de guitarra no te confundan. “Break-out town” te hablará de ruptura, de calles con tomas de agua rotas, de contenedores volcados y ciudadanos protegiéndose en las esquinas. Lo malo no dura eternamente, o tal vez sí, escuchando las furiosas guitarras de “Yesterday is gone”. ¿Quién sabe? Con “She´s so fine” nos encontraremos en un club soul de renombre, con su racial banda sonando en el escenario y unas bellas camareras sirviéndonos etílicas esencias que hacen volar nuestra imaginación con escenas co-protagonizadas con algunas de ellas. Peligrosas corrientes levanta la belleza femenina.

“Black money”. Dinero. Una relación de amor y odio que se hace más sencilla de llevar cuanto más fácil es su llegada a nuestras manos. Pero en esta vida no hay nada sencillo. Para todo existe un precio que hay que pagar. Aparecerá entonces “First day”, con su luminoso reflejo más propio de una película americana clásica. ¿Podrá ser tan limpio todo lo que nos rodea? Poco tiempo dura la alegría. “Capitalism plus dope equal genocide” nos cuenta las verdades del barquero. Una canción que tira de la manta que cubre todo lo que nuestra sociedad no está dispuesta a ver, a tratar, a solucionar. En fin, la hipocresía de siempre.

Nuestras piernas se mueven sin que lo podamos evitar escuchando la canción “Everything is right”. Una alegre vibración digna del famoso flautista y nuestras extremidades inferiores son sus ratones. ¡Si es que esas guitarras las carga el Diablo!. Muévete, muévete, no pares. “You gotta do it” no te abandonará, se apoderará de ti. Yo que tu, no la escucharía nunca. Yo la escuché una vez, y desde entonces, no me la puedo quitar de la cabeza. Sus guitarras corren por mi sangre, y esa voz... esa voz es la culpable de mi pasión incontrolable. ¡Help me, please!. Y que quieren que yo haga, si la canción “Don´t make try your love” me habla del pasional veneno de Euterpe al que me he vuelto dependiente.

Nos elevamos con “Le red soul comunnitte” y ¡vaya trepada a todo gas!. Aquí ya no hay concesiones que valgan. Toda la leña instrumental a la hoguera sonora. Que todos los sentidos alcancen su máximo nivel. Más, quieres más pero “Le red soul comunnitte” es la última canción del disco. Tranquilo. Si me lo permites sigue este consejo: vuelve a pulsar otra vez la tecla de “Play” y a escuchar el disco de nuevo. Adelante... suena la canción “Break-out town” y... ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 177
.

No hay comentarios:

More Visited: