domingo, febrero 04, 2007

WILLIAM SHAKESPEARE "TROILO Y CRÉSIDA”.

Sigue Lux Atenea Webzine y Lux Atenea News en FACEBOOK.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


WILLIAM SHAKESPEARE, OBRAS COMPLETAS II.

Publicado por : RBA
ISBN : 84-473-2949-6
Edición : 2003

Han pasado ya siete años desde el inicio de la guerra de Troya y los griegos están a punto de desequilibrar la balanza a su favor de forma inexorable. Los troyanos, conscientes de la imposibilidad de poder alcanzar la victoria, solamente esperan conseguir que su derrota les llegue a convertir en eternos e inmemoriales. Ser recordados a partir de entonces por los siglos de los siglos. Con su valor e ingenio, los griegos quieren ver de nuevo a las alas de la victoria agitándose sobre sus cabezas pero este no es un libro sobre gestas militares épicas, porque “Troilo y Crésida” es una extraordinaria obra literaria que hablará a los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine sobre los conflictos que se entablan entre los intereses personales y los intereses públicos en la mente de las personas implicadas en una guerra. Una inestabilidad latente en el difícil equilibrio existente entre el deseo y la obligación que altera la responsabilidad, y que la condiciona sobremanera.

“Los dioses son sordos a los juramentos desmedidos. Son para ellos una ofrenda más odiosa que las manchas en la carne de las víctimas.”

En la impresionante obra “Troilo y Crésida”, el maestro de la literatura inglesa William Shakespeare (1564 - 1616) logró que los personajes que la protagonizan presenten magistralmente una doble cara de cara al lector: una que habla, y otra que hace precisamente lo contrario a lo dicho. Por este motivo, los fascinantes párrafos que lo vertebran han quedado profundamente teñidos por la traición, por los intereses personales egoístas, por los intentos de huida de las propias responsabilidades, por la hipocresía, y por la inevitable dejadez que han terminado impregnando cada una de estas páginas, cada una de estas frases con trasfondo moral y ético en una obra literaria que algunos expertos han catalogado como tragedia, y otros como comedia con tintes satíricos. Tanto unos como otros parecen tener razones de peso para sustentar los motivos de su catalogación pero, desde mi punto de vista como analista literario en este medio digital de información cultural underground, creo que en ningún caso este libro se mostrará a nuestros bibliófilos lectores como una obra monolítica y lineal en su sentido. En este caso en particular, personalmente he observado que su realidad y su intencionalidad literaria tal vez sea una inteligente combinación de ambas.

“Las heridas más graves son las que uno se hace a sí mismo.”

Pero, ¿quién es Troilo? Troilo es uno de los hijos de Príamo, rey de Troya, y su vida está dedicada a dar satisfacción a sus instintos. En el caso del amor, y muy particularmente en relación a Crésida, Troilo la ve como un ideal, como una belleza divina destinada a ser suya. Una visión y una perspectiva aparentemente noble y romántica que, página tras página, durante su atenta lectura empezará a entreverse una inamovible tendencia de Troilo al disfrute mediante la obtención del objeto codiciado. Al disfrute por haber conseguido poseer lo deseado. Y aunque Troilo habla y seduce a Crésida con palabras decoradas con valores humanos y aires de fidelidad inquebrantable, lo que en realidad busca en ella es la obtención del placer, acto que conseguirá finalmente. Tras el hecho consumado, esos ideales y esos mismos valores que Crésida creía eternos, poco a poco irán desapareciendo en Troilo con el tiempo hasta desaparecer.

“..., la lujuria se devora siempre a sí misma.”

Y, ¿quién es Crésida? Crésida es una joven y bella mujer cuyos impulsos se encuentran limitados por los condicionantes familiares. Crésida es una mujer que lucha en la vida por ser ella misma, esperando poder dejar a un lado esos lazos condicionantes para actuar de acuerdo a su forma de ver la vida. Pero, cuando consigue deshacerse de esas cadenas que la limitaban, comprobará cómo su persona es en realidad un ser interesado y pérfido que trata de situarse en esta vida en el lado más iluminado por el triunfo, aunque para ello tenga que actuar sin honor, sin conciencia y ni moral alguna. De esta forma, el lector comprobará cómo Crésida siempre trata de estar al lado del Sol que más calienta, sin importarle lo que tenga que hacer para conseguirlo porque nada ni nadie está por encima de sus propios intereses. Como pueden observar, ni Troilo ni Crésida son lo que en un principio aparentaban ser al comienzo de esta interesante obra.

“... un alma que está dirigida por los ojos siempre se llena de infamia.”

Pero, tras la lectura y análisis de “Troilo y Crésida”, me ha sorprendido ver a un ilustre escritor como William Shakespeare usando un lenguaje muy subido de tono donde las palabras malsonantes son utilizadas sin reparo. Dentro de su excelsa obra literaria, no existe otro libro que se le parezca ni por asomo, ni de cerca, pero esta sorprendente característica literaria que posee “Troilo y Crésida” no hace disminuir en absoluto la grandeza que atesora. Desde mi punto de vista, “Troilo y Crésida” es una obra intensa, cómica, trágica, sarcástica, satírica y moralmente aleccionadora que refleja claramente el verdadero juego de intereses que mueve al ser humano, ya sea en la guerra o en la paz. Como sucede la mayoría de las veces en estas situaciones, todo acabará desembocando en el océano del culto al Ego, ya sea por la obtención de placeres o de bienes, o por ambos inclusive. “Troilo y Crésida”, con la guerra de Troya como escenario, así se muestra literariamente el trasfondo real del ser humano. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“¡Concupiscencia, concupiscencia! ¡Siempre la lujuria y la guerra dirigiendo el mundo! Es una moda eterna.”

Félix V. Díaz
RESEÑA Nº: 174
En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
A “”.
A “”.
A “”.
A “”.

.

No hay comentarios:

More Visited: