martes, diciembre 19, 2006

STOA “ZAL”.

Publicado por : Alice in..., (AIW116), 2002
Edición comentada : CD

I held the moon / Alone / I wish you could smile / Think about eternity / Maare / Chanson d´automne / Winter / Ariels song / Soft snow / Nubibus atris / Puisque tout passe


VV.AA “Seireenia”
Publicado por : PROJEKT (PRO94), 2000
Edición comentada : CD (incluye la canción de STOA “Maare illucescend”)


Louisa John-Krol “Alabaster”
Publicado por : Prikosnovenie, (PRIK069), 2003
Edición comentada : Digipack con CD (incluye la canción “The seventh ingress”)

Desde “Porta VIII” hasta la publicación de su siguiente trabajo, “Zal”, pasarán más de siete años, y entre tanto, el grupo Stoa sufrirá algunos cambios importantes en su formación. En 1996 entrará a formar parte del grupo la instrumentista de violonchelo Christiane Fisher, encargándose también de ser la segunda voz en los conciertos ofrecidos por Stoa, pero 1997 será un año clave en su historia. Connie Levrow abandona la formación para continuar su carrera dentro de la escena clásica, siendo sustituida por la cantante e instrumentista de violín Antje Buchheiser. Once años de experiencia tocando el violín y su constante participación en corales clásicas la avalan como la artista ideal para cubrir el difícil puesto que había quedado vacío. El abandono del sello Hyperium será el segundo suceso importante que quede escrito en el destino de Stoa, pero no será el último. Años después, en el 2001, Mandy Bernhardt entra a formar parte del grupo también como vocalista, pero será Antje Buchheiser quien se encargue de interpretar las letras de las canciones del tercer disco.

En el año 2000, los seguidores del grupo estuvieron de enhorabuena gracias al sello Projekt, la nueva cara de la desaparecida Hyperium. Projekt había incluido dentro de su recopilatorio llamado “Seireenia” la nueva canción inédita de Stoa llamada “Maare illucescend”, una remezcla de la canción “Maare” realizada en exclusiva para este sello. En “Maare illucescend”, destaca sobre todo ese juego a dos voces que le da un espíritu mucho más evanescente que la versión original de “Maare”. La publicación del próximo álbum del grupo se veía más cercana.

Olaf Parusel finaliza su tercera obra en el año 2001, y su título será “Zal”, palabra polaca que significa “alegría con trasfondo de tristeza”. En este trabajo, Olaf Parusel encuentra la inspiración de sus composiciones musicales en versos de poetas tan conocidos como Joyce (canción “Alone”), Paul Verlaine (canción “Chanson d´Automne”), Shakespeare (canción “Ariels song”), William Blake (canción “Soft snow”), o Rilke (canción “Puisque tout passe”). En este trabajo también estará presente el músico y compositor Sam Rosenthal, líder del grupo Black Tape for a Blue Girl y director del sello Projekt, en la canción “I wish you could smile”. El sello escogido para publicar esta obra será Alice in... Con una carta de presentación tan espectacular, su labor se convierte de nuevo en éxito.

En “Zal”, la formación de Stoa queda compuesta por Olaf Parusel como líder y compositor del grupo, Antje Buchheiser como vocalista, Christiane Fisher como instrumentista de violonchelo y Barbara Uble para el oboe. Es importante resaltar la figura de Maik Hartung, que en colaboración con el propio Olaf, se encargará de la producción, grabación y realización de este álbum. Maik Hartung, conocido por su trabajo en el grupo musical Love Is Colder Than Death, ha sabido dar otra visión conceptual a la magia llamada Stoa, potenciando con un registro sonoro claro de amplios horizontes las renovadas esencias creativas de la formación. También se ha encargado de remasterizar los dos primeros trabajos de Stoa, habiendo sido publicados recientemente en formato digipack con nuevos diseños de portada.

El trabajo más reciente realizado por Olaf Parusel ha sido la aparición de la canción “The seventh ingress” en el disco “Alabaster” de la conocida cantante Louisa John-Krol, publicado en digipack por el sello Prikosnovenie en el año 2003. “The seventh ingress” fue grabada en Halle, Alemania, en una interpretación que realizaron de forma improvisada los dos, y que dio como fruto, tan dulce placer musical. No hay palabras suficientes para describirlo con exactitud, “The seventh ingress” hay que escucharla.

Impresiones post-audición :

“I held the moon” es una preciosa composición sólo para piano que nos evoca esos aires nocturnos tocando nuestra piel en la oscuridad. Es admirable la capacidad de Olaf Parusel para hacernos experimentar sensaciones con sus partituras. ¡Qué genio!. ¡Qué maestro!. Con la canción “Alone”, aparecerá la voz de Antje Buchheisser en una interpretación que haría quitarse el sombrero al mismísimo Joyce. Su magia femenina continua con “I wish you could smile”, una excelente versión que nos hará oscilar entre la alegría y el llanto.

La magnífica pieza instrumental titulada “Think about eternity” será quien nos invite a recapacitar, y ver, esos actos absurdos y sin sentido que todos cometemos en la vida sin razón alguna. “Think about eternity” es esperanza, es comprensiva esperanza en las teclas de un piano. Las atmósferas más etéreas aparecerán escuchando “Maare”, unos ambientes de lo más sugerentes mientras “Chanson d´automne” se engalana para ofrecernos la creme de la creme de la sensibilidad: los versos de Paul Verlaine cantados por Antje y con música compuesta por Olaf. El violín y el violonchelo en esta pieza es que te transporta, te llena y desborda con placenteras sensaciones. “Chanson d´automne”, otra de mis canciones de Stoa predilectas, y es que no me cansaré de repetirlo. Stoa es mucho más que un grupo musical, es el culto a la música neoclásica. “Chanson d´automne” la puedes escuchar mil veces, diez mil veces, que te seguirá emocionando.

Los campos se hielan, el viento sopla y nada mejor que la magia de los instrumentos de cuerda para hacer de “Winter”, un hermoso paisaje nevado. La finura musical hace de nuevo aparición en la canción “Ariels song”, todo un conjuro feérico donde el hada se llama Antje, la clave es una ninfa y el violonchelo es un poderoso silfo. Un piano, un violonchelo y la grave voz de Antje serán quienes den forma a “Soft snow”. Si deseas comprobar la riqueza interpretativa de Antje, “Soft snow” es la canción perfecta para este cometido. Sigamos cogidos a su mano en “Nubibus atris” y recorramos un camino de luz hasta que en “Puisque tout passe”, la fragilidad se haga dueña omnipresente y nos arroje al otro lado del horizonte. Un ocaso con destellos de gloria.

Stoa es un mito del universo musical neoclásico que sigue vivo. Rindo este justo y de sobra merecido homenaje a este grupo musical gótico fundamental e imprescindible, y con este artículo quiero mostrar mi admiración por la magna obra musical creada por Olaf Parusel. Espero y deseo que dentro de poco pueda publicar el artículo de su próximo trabajo. Disfrútenlo.

STOA, EL NEOCLASICISMO DE CULTO ( y 3ª parte)

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 131
.

No hay comentarios:

More Visited: