domingo, diciembre 24, 2006

STEFAN ZWEIG “LA LUCHA CONTRA EL DEMONIO (Hölderlin – Kleist – Nietzsche)”.

Publicado por : El Acantilado
ISBN : 84-95359-04-9
Edición : 1999

Ángel del suicidio. Encaramado en su posición de Gran Heraldo en el reino de la Dama Muerte, es el encargado de elevar a las cumbres celestiales a los escogidos discípulos de los dioses. Y me pregunto, ¿miramos a través del espejo nuestra gran paradoja?. Creo que no. Simplemente percibimos e intentamos acercarnos al esquivo eje del sentido de la vida universal. Genialidad, suicidio y muerte. Letal triada dominadora tanto de los tres pensadores en este libro incluidos, como del autor y escritor del mismo. Curioso es el final de los grandes. Y, ¿por qué juntar a Hölderlin, Kleist y Nietzche? Los nexos de unión que demuestran esa clasificación son las siguientes, aunque el autor huye de ese tipo de terminología por las limitaciones que conlleva:

a) Los tres viven en un permanente estado de alejamiento del mundo. Lo terrenal les resulta totalmente ajeno e indiferente.
b) Poseen un caudal de creatividad casi infinito que supera totalmente a su propio ser. Viven en un continuo éxtasis de creación casi hipnótico. Son verdaderos genios.
c) Nacen rebeldes y mantienen su rebeldía hasta el final, aunque esto los arroje hacia su autodestrucción.
d) Viven en una época que no es la suya. Su personalidad, pensamiento y obra se encuentran mucho más allá del resto de la sociedad, por ello sufren de la más profunda incomprensión.
e) Los tres mueren de forma prematura, ya sean arropados por la locura o besados por el ángel del suicidio. Como bien dicho Nietzsche

“La estrella que brilla mucho más que el resto, es la que menos duración tiene”. Y como siempre sucede en esta vida, también existen las excepciones.

Tanto a Hölderlin, como a Kleist y Nietzche, Zweig los considera esclavos, posesos del demonio. Así es como él define al demonio y su influjo, y de ahí su apreciación:

“Llamaré demoníaca a esa inquietud innata, y esencial a todo hombre, que lo separa de sí mismo y lo arrastra hasta el infinito, hacia lo elemental”

“El demonio es, en nosotros, ese fermento atormentador y convulso que empuja al ser, por lo demás tranquilo, hacia todo lo peligroso, hacia el exceso, al éxtasis, a la renunciación y hasta la anulación de sí mismo”

“Todo espíritu creador cae infaliblemente en lucha con su demonio, y esa lucha es siempre épica, ardorosa y magnífica. Muchos son los que sucumben a esos abrazos ardientes - como la mujer al hombre -; se entregan a esa fuerza poderosa, se sienten penetrar, llenos de felicidad, para ser inundados del licor fecundante. Otros lo dominan con su voluntad de hombre, y a veces ese abrazo de amorosa lucha se prolonga durante toda la vida”


Hölderlin – Kleist – Nietche versus Goethe.

Zweig procede a la comparación con Goethe como método para realzar sus virtudes, igual que para destacar un color, un pintor lo acerca a su color opuesto, iniciando una serie de estudios comparativos entre ellos. Mientras Hölderlin-Kleist-Nietzsche ( y a partir de ahora, me referiré a ellos con las siglas H-K-N) son poseídos por el demonio, Goethe se mantiene en un permanente estado de alerta ante su influjo, evitando en todo lo posible sufrir el dominio de este. El demonio se convierte en su más encarnizado enemigo, y al cual nunca le permitirá establecer la más mínima tregua. Decide enarbolar la bandera roja de la guerra sin cuartel. En cambio, H-K-N nunca tuvieron ni mujer ni hijos, ni hogar ni propiedades, ni trabajo fijo ni empleo duradero, sus amistades fueron frágiles y su reconocimiento social nulo. Son auténticos nómadas en el interior del mayor de los vórtices. Goethe es todo lo contrario. Tiene mujer e hijos, una gran casa propia con estupendas colecciones en su interior en donde nunca faltaron unos pocos buenos amigos, e increíble éxito social con innumerables distintivos que así lo acreditan. Es un completo sedentario dedicado a la expansión y profundización de su propia base. Goethe, como eterno curioso, considera las cosas terrenales como esenciales en su vida, todo lo contrario a H-K-N. Goethe ama la vida, la necesita para desarrollarse como ser. Para H-K-N, la vida llega a convertirse en un lastre, en una limitación a su expansión espiritual, y mientras Goethe muere con honores, H-K-N mueren con la aureola de los héroes. Puro misticismo. Por este motivo, quisiera destacar tres comparaciones realizadas por Zweig que considero muy acertadas y bastante esclarecedoras :

a) Usando la geometría, considera a Goethe como un circulo en expansión. Crece en todas las direcciones por igual, teniendo como centro su “yo”. Mientras H-K-N son parábolas, crecen hacia el infinito con increíble fuerza pero en su punto más álgido, sufren una brusca y rápida caída hacia la nada. Y yo me pregunto, ¿caen o en realidad se liberan?.
b) Usando la música, y tomándola como “la razón que se transmuta en éxtasis, y el idioma en himno”, le resulta bastante revelador que Goethe siempre temiera su fatal atracción, mientras que para H-K-N es pura magia, pura energía abstracta sin fronteras.
c) Y finalmente, usando la medicina por comparativa, Goethe es para Zweig la salud, mientras H-K-N son la enfermedad, lo vírico. Pero cuando lo vírico, lo patológico, transforma a un ser en inmortal, deja de tener ese aspecto nocivo para convertirse en la más pura y salvífica salud.

El Romanticismo del siglo XIX versus Deus.

El siglo XIX se despierta con unos años convertidos en una letal etapa en la cual, su nueva generación pura y entusiasta, será brutalmente sacrificada. Durante los primeros quince años del nuevo siglo, Europa sufrirá el mayor holocausto cultural que jamás haya conocido hasta entonces. Los dioses debieron reverenciarse ante tan magnífica generación nacida, y como respuesta, decidieron mandar a la Gran Dama Muerte para evitar la eclosión y maduración de tan excepcionales semillas. Debieron pensar que qué sería de la Humanidad si estas iluminadas almas unieran a su ya temprana sabiduría, la experiencia y reflexión que nos da el dios Cronos.

Con André Chénier, Francia ve nacer un nuevo helenismo. Será guillotinado. John Keats, genio lírico inglés, a los 27 años sucumbe ante la enfermedad. Shelley, ante su tumba, entona en su honor el más magnífico canto fúnebre que un poeta dedicó a otro, “Adonais”. Dos años después, Shelley muere en una pequeña tempestad en el Mar Tirreno. Lord Byron, amigo suyo, enciende su pira funeraria. Dos años más tarde, Byron morirá víctima de unas fiebres. Francia e Inglaterra quedan convertidas en un desolado cementerio cultural, pero no serán las únicas en sufrir esta letal carnicería. Alemania ve como Novalis, místico y gran descubridor de los secretos más ocultos de la Madre Naturaleza, muere prematuramente; Kleist se suicida de un disparo en la cabeza; Raimund morirá al poco tiempo también de forma violenta; George Büchner muere a los 24 años víctima de una fiebre nerviosa; Wilhelm Hauff, muere a los 24 años; Schubert, músico excepcional, tendrá el mismo final. Alemania en pocos años queda convertida en un inmenso mausoleo cultural. El resto de Europa sigue sus mismos pasos: Leopardi, Bellini (“Norma”), Gribodejov (el espíritu más clarividente de la nueva Rusia) es apuñalado, Aleksandr Pushkin muerto en duelo,… Ninguno llegó nunca a alcanzar los cuarenta años de edad, y unos pocos privilegiados llegan a la treintena. Pero, entre toda esta grandiosa tragedia, sobrevive un único e irrepetible poeta en Alemania. Su nombre es Hölderlin.

En este libro podréis encontrar las biografías de tres de estas grandes almas, Hölderlin, Kleist y Nietzsche de la mano de Stefan Zweig, uno de los escritores más grandes del siglo XX. Esta obra, que forma parte de un conjunto de libros a los que reunió bajo el nombre de “Constructores del Mundo”, es de lectura imprescindible para aquella persona cuya alma se vea reflejada en los sentimientos y actos de los genios del Romanticismo. Disfrútenlo.

Este artículo está dedicado a ti, Hölderlin, allí donde te encuentres. Espero que tu alma se halle en ese idílico mundo que tanto buscabas.

Lux_Atman

Artículo Nº: 139
.

No hay comentarios:

More Visited: