viernes, diciembre 22, 2006

SOL INVICTUS “THE BLADE”.

Publicado por : Tursa, (TURSA014), 1997
Edición comentada : Vinilo 12”

The Blade / In Heaven / Time flies / The house above the world / Laws and crowns / Once upon a time / See how we fall / Gealdor / From the wreckage / Nothing else / Remember and forget / The Blade

Valoración de la calidad del vinilo : 8 ( una calidad buena, el material utilizado en el disco es muy bueno pero la grabación y producción podía haber sido mucho mejor ya que la tecnología actual permite calidades mucho mayores sin elevar excesivamente el coste final; la impresión es muy buena).

Sol Invictus es una pieza esencial dentro de la escena neofolk europea, aunque los aires neoclásicos ocupan un espacio considerable dentro de sus creaciones. Hay que destacar en cada composición la importancia de los instrumentos de viento y cuerda, y muy especialmente, el violín, dando una extraordinaria solidez musical. Esta característica es precisamente una de sus principales señas de identidad. También los toques sacros, tanto cristianos como paganos, tienen su sitio en el universo musical de Sol Invictus, que unido a una voz masculina en el más puro estilo inglés, nos hablan de una pagana visión cuya seriedad e imaginación en las obras permiten unir la evolución musical actual a la tradición europea.


Desde luego, es totalmente recomendable la audición de Sol Invictus en formato vinilo, y si adoran también la parte fetichista del universo musical, si pueden conseguir la edición firmada por el propio Tony Wakeford, como es este caso, mejor que mejor. Tony Wakeford, el alma mater de Sol Invictus.

Impresiones Post-audición :

La versión orquestal de la canción “The Blade” abre este disco, dándonos paso a “In Heaven”, una reflexión sobre el paseo por el filo de la espada que cada uno de nosotros debemos realizar en esta vida. El tiempo nos lleva de un escenario a otro como hojas mecidas por el viento en “Time flies”. Aquí, el peso de los instrumentos de cuerda da estabilidad a una canción dominada por la fragilidad en el mensaje de la letra. El final de esta canción pule la belleza musical creada dándola un brillo muy especial. Una necesaria luz solar trata de salir en “The house above the world”, luz que espantará las sombras en las que se encuentran las tierras europeas. Con “Laws and crowns” los gloriosos himnos de la victoria dejan su sangrienta huella en las coronas del poder. El sonido de los instrumentos de viento nos introducen en “Once upon a time”, unas tierras dominadas por la decadencia, la tristeza y el recuerdo de glorias pasadas. Escuchando “See how we fall” parecía que todo estaba dominado y bajo control, pero la confianza llevó al desastre, un desastre muy bien representado por los distorsionados sonidos de la guitarra eléctrica al final de la canción.


Oscuras plegarias emanan en “Gealdor”, siendo “From the wreckage” la continuación al ritual desatado. Una flauta nos ofrece esos momentos de armonía perdida hasta que el violín nos devuelve a la cruda realidad, violín que se convierte en la base musical de “Nothing else”, una apocalíptica visión. “Remember and forget” es la joya musical de este disco, una delicada voz del canto sacro acompañada del sonido de una flauta harán de esta canción, una de las piezas musicales más especiales para todo aquel melómano amante de la música escrita con mayúsculas. Con estas demostraciones de calidad, Sol Invictus puede permitirse el lujo de callar muchas bocas que buscan con el ataque a la ideología, ensombrecer sus composiciones musicales extraordinarias. La versión vocal de “The Blade” cierra este impresionante disco con un aura de grandeza acorde con el espíritu de esta obra. Disfrútenlo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 136
.

No hay comentarios: