miércoles, diciembre 20, 2006

ROBERT WALSER “EL PASEO”.

Publicado por : Siruela
ISBN : 84-7844-324-X
Edición : 2000

CARL SEELIG, “PASEOS CON ROBERT WALSER”
Publicado por : Siruela
ISBN : 84-7844-502-1
Edición : 2000

Sensibilidad en la observación. El detalle como color de vida. La pasividad autoconvencida ante la insignificancia del individuo en el universo. El arte de escribir manifestado sin trabas, tapujos, reglas o intereses comerciales. La poesía enlazada amorosamente con la prosa dando sabrosos frutos de satisfactorio placer. Así podría seguir escribiendo frases que me inspira Robert Walser cada vez que leo uno de sus libros, y que incluso alguno, ya ha sido releído varias veces como es el caso de “El Paseo”.

Experimento un inmenso placer en mi lectura solitaria, ya que como buen amante de la observación del mundo que me rodea, esta novela me muestra como incrementar y concretar mi mirada reflexiva y escudriñadora. Además, Robert Walser tiene la gran virtud de rodear sus textos descriptivos con pensamientos satíricos, más propios de antiguos filósofos que de un escritor del siglo XX. La sátira y el sarcasmo son una poderosa arma para anular toda posible actitud seria en la vida. Aquellos que se suelen tomar la vida en serio, no suelen ser más que moscas que han perdido sus alas, y tratan de convencer a las demás para que lo las usen con la intención de ahogar su incapacidad con la subyugación de aquellos que le rodean. En fin, cada uno es dueño y señor de sus actos, y esclavo de sus consecuencias.

Robert Walser es considerado uno de los más grandes escritores del último siglo, pero como siempre suele ocurrir en este ingrato e insolente mundo en el que vivimos, no pudo disfrutar de las mieles del éxito, muriendo solitariamente durante uno de sus queridos paseos que acostumbraba a realizar. Ese paseo, que como él decía, “era su fuente de inspiración primordial en la creación de sus obras”. Robert Walser tuvo como residencia en sus ultimas décadas de vida un triste y aséptico psiquiátrico en donde separó definitivamente su alma artística de su ser, para dejarse llevar por un silencioso y afable Caronte hacia su último destino en esta vida. Pero he aquí la aparición de un hombre, llamado Carl Seelig, que como gran admirador de la obra de Walser, al enterarse de su solitaria existencia tuvo la afortunada decisión de contactar con él y, a partir de entonces, con el previo permiso de la institución psiquiátrica, pudo visitar (o mejor dicho, pasear) con el escritor, estableciéndose una relación intelectual que quedaría plasmada en el libro “Paseos con Robert Walser” tras la muerte del amigo escritor. Gracias a su esfuerzo y sinceridad de espíritu, podemos hoy llegar a conocer un poquito más sobre la forma de pensar y el modus operandi de este incomprendido escritor. Como apunte para aquellos que, como yo, amamos y disfrutamos con la obra literaria de Kafka, quisiera señalar que Robert Walser era su escritor predilecto.

El Paseo: La Radiografía Social.

Este libro no es simplemente una inconsecuente descripción de uno de los muchos paseos que Robert Walser dio a lo largo de su vida. El Paseo” es una vivisección de nuestra sociedad y de aquellos que viven en sus entrañas. Walser tiene el don divino de la observación de todo lo que se oculta tras lo cotidiano. Ve y analiza aquellas cosas que la comunidad ha catalogado de inservible, absurdo o ha apartado en el vertedero de la sinrazón. Con un don así, en cuanto uno sea honesto consigo mismo y trate de vivir sobre su magia, habrá de cubrirse inmediatamente con una oscura y tupida capa que lo proteja de los gélidos vientos que el resto de la sociedad pondrá en tu camino. Ellos se creen dioses y no son de su agrado los aspirantes al nuevo Ícaro. Saben que, tarde o temprano, los arrojará de su ficticio mundo al interior del Reino de Onuris. Disfrútenlo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 133
.

No hay comentarios:

More Visited: