lunes, diciembre 18, 2006

NAJWA “MAYDAY”.

Publicado por : Dro East West, (5046 66562 2), 2003
Edición comentada : Digipack CD

All clear / One and other lies / Hey boys, girls / Nothing to do / Trained / Go Cain / Near the air / The echo / Bitten everywhere / Nobody ask / Feel the beat (Satie)

Najwa Nimri es conocida por su trabajo como actriz de cine, pero en su faceta como cantante y compositora creo que está siendo muchísimo más productiva e innovadora. Se la ve mucho más cómoda y natural, y su visión es una de las más innovadoras dentro la escena musical española. A estas alturas, tras el éxito conseguido en discos anteriores con canciones que ya forman parte del reconocimiento general del público, con “Mayday” vuelve a demostrarnos que sus ideas siguen enriqueciéndose a lo largo de su carrera como compositora, y que para nada ha tocado techo su imaginativa y prodigiosa mente.

“Mayday” contiene un amplio despliegue de detalles musicales de auténtico lujo donde, aparte del uso de instrumentos electrónicos, la participación de elementos musicales clásicos como violines, chelos, violas,... dan ese toque tan característico y particular de las composiciones escritas por Najwa. En esos días de calor y pasión, de luz y relax, de orillas del mar y tonos turquesa, de vegetación y calmante verdor, de noches iluminadas y lecho compartido, de cigarrillos en la oscuridad y sudor, “Mayday” se convierte en esa mascara griega de tragicomedia donde según como se miren las cosas, así serán de alegres o de tristes. Detrás de todo ese mundo estival de viveza humana, también se esconde otra cara cuya piel refleja soledad, cuyos ojos imploran compañía, cuya nariz necesita oler un ramo vistoso de flores regalado con ternura, cuya boca busca el contacto con otros sensuales y jugosos labios,... cuyo pelo muere poco a poco por ausencia de manos que lo acaricien. “Mayday” es un disco que simpatizará con nuestras ilusiones en esos días con cielos despejados, y esas noches con estrellas llenas de esperanzas. Todo lo demás estará en la propia mente, en el egoísta que llevamos dentro llamado Yo.

Impresiones post-audición :

Una polilla nocturna acaba de entrar en el salón nada más empezar a escuchar la canción “All clear”. ¿Coincidencia? Ya sabéis que no creo en las coincidencias. Siento no poder reflejar con palabras las sensaciones que recorren mi cuerpo mientras esta noche (a las 5:23 de la madrugada) escribo este artículo, y de reojo, veo a la polilla revolotear alrededor de las bombillas de mi oscura y gótica lámpara. En fin, la canción termina para dar paso a “One and other lies”. Sus sonidos electrónicos envuelven, irradiando el estado de ánimo con alegres vibraciones. Con “Hey boys, girls”, cuya letra está basada en el poema “Tuskin” escrito por Mick Imlah, la sugerente voz de Najwa acaricia nuestra piel con la yema de sus secuencias electrónicas. Dulcemente, “Nothing to do” va adueñándose de toda la atmósfera que nos rodea. Un perfume, una fragancia pasa a ocupar el lugar del aire para hacernos despertar en una nueva dimensión, en una nueva percepción.

“Trained” es un paseo por la vida con todas sus contrariedades. Un paseo por el mundo de los sueños cual violines sonando tras unas esponjosas nubes. Pausas rotas por el sonido de una guitarra nos llevan a “Go Cain”. una excelente canción que incluyo de inmediato en mi selección personal de maravillas musicales. En su audición aparecen recuerdos que vienen a mi mente y que no puedo mostrar en este artículo. Cosas de la intimidad de cada uno. “Go Cain”, ¡maravillosa canción!. La intensidad electrónica retorna con “Near the air”, donde el movimiento es vida y la vida humana, dinero. El dinero parece comprarlo todo pero, que gran mentiroso y embaucador es. Parece que todo se convierte en reverencias cuando el dinero aparece, que todo se pone a nuestra disposición y disfrute cuando lo poseemos, pero los posos del día siempre acaban sabiendo amargos. Sólo el mundo de la fantasía contenida en “The echo” podrá reconfortarnos.

“Bitten everywhere” es un juego de perspectivas, un juego de cristales de colores delante de nuestras pupilas. Al final, la experiencia de la vida no es otra cosa que una elección de la perspectiva correcta. El ritmo marca nuestro pulso, nuestra respiración, nuestra vitalidad en “Nobody ask”. Ten mucho cuidado con no caer en el mismo error de Parzival en la mesa del Rey Arturo. A continuación, “Feel the beat (Satie)” se presenta y escuchando melodías del compositor Satie en la particular versión de Najwa, este viaje llega a su fin. Nuestra vida seguirá de nuevo su rumbo, ingobernable... y fugaz. Disfrútenlo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 130
.

No hay comentarios:

More Visited: