martes, diciembre 05, 2006

KENZABURO OÉ “SALTO MORTAL”.


Publicado por : Seix Barral
ISBN : 84-322-2754-4
Edición : 2004

"El Ser Trascendente está del todo centrado en su esencia."

Recomiendo su lectura sin duda alguna, tanto por su calidad literaria como por el excelente tratamiento que realiza sobre el tema de los extremismos religiosos, extremismos que tienen también sus paralelos en otros aspectos sociales para nada inofensivos.

La mezcla de las ideas fanáticas con la religión nunca han traído nada bueno a las sociedades en las que se han establecido, sociedades que, normalmente, suelen disfrutar de un nivel de tolerancia tal que permite la extensión de este cáncer amante de la intolerancia hacia otras formas de pensamiento. Los extremismos suelen parasitar las corrientes más tolerantes bajo la capa de la libertad de pensamiento, de la cual no son partidarios en caso de ser ellos quienes sean la base social. Este movimiento intolerante utiliza siempre la cortina de humo de la incomprensión social (de la cual se sienten víctimas), y de la retroalimentación interna de sus miembros mediante la sugestión colectiva del mensaje mesiánico, en donde los miembros del colectivo son "educados" en la creencia de su superioridad moral, en su labor correctora casi heroica y en su destino mítico cuyos frutos les elevarán espiritualmente hasta convertirse en Dioses, o profetas del Nuevo Orden.

" ... llega un momento en la vida en que uno advierte que, de seguir viviendo así, no llegará a ninguna parte, y que la unidad del propio ser personal se le desintegra en pedazos."

Fanatismo es sinónimo de intolerancia, e intolerancia es sinónimo de incultura, de limitación, de escasez de miras y de carencias en la personalidad. Todos los movimientos intolerantes no son más que el reflejo de un colectivo sin esencia, sin miras, sin capacidad de acción creativa (por este motivo suelen adorar el uso de la violencia como lenguaje de expresión hacia el mundo). ¿Es el fanatismo un cáncer? ¿son dignas de una sociedad abierta y tolerante las personas con creencias fanáticas?. "Salto Mortal" contesta a estas preguntas con la elegancia de un maestro del lenguaje como es Kenzaburo Oé.

Aunque las más de ochocientas páginas de este libro puedan asustar a los lectores de libros no tan extensos, quisiera reafirmarme en su lectura. La trama de esta novela es compleja, pero en cambio, está descrita de forma ágil y precisa. Para nada se convierte en un libro áspero y pesado (aunque habrá quienes opinen lo contrario, variados son los gustos y opiniones).

Espero que este libro les haga aprender, cuestionar, pensar... Disfrútenlo.

Lux_Atman

Artículo Nº: 106
.

No hay comentarios:

More Visited: