jueves, diciembre 07, 2006

JEAN-DIDIER VINCENT “BIOLOGÍA DEL DIABLO”.

Publicado por : Dolmen Ediciones
ISBN : 956-201-352-9 Edición : 1997

Biología del Diablo. Cuando vi por primera vez el título de este libro en las estanterías de una conocida librería de Madrid, no pude resistir la tentación de hojear un ejemplar para comprobar si este sugerente y atrayente título era el pomo que me permitiría abrir la puerta de una nueva dimensión conceptual en mi intelecto; o por el contrario, sería simplemente la brillante y dorada cáscara de un huevo huero. El resultado salta a la vista. “Biología del Diablo” es un libro científico escrito por Jean-Didier Vincent, neurólogo y director de investigaciones en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia.

Desde la visión de la existencia del Diablo como ente que vive entre nosotros para nuestra perdición, hasta el concepto de Diablo como forma abstracta irreal, pero fiel reflejo del instinto más frío e irracional del ser humano, y del comportamiento social más fanático, paranoico y destructor de nuestra sociedad. ¿Cuál es la perspectiva correcta, o más cercana a la realidad? Esta es una pregunta que el hombre ha intentado responder desde el inicio de nuestra existencia como ser racional. Yo no poseo una varita mágica que responda a esta pregunta clave en la historia de la Humanidad. Aquí trato de mostrar los caminos seguidos por auténticas eminencias intelectuales en sus análisis de los más diversos temas, y que cada uno de sus lectores pueda sacar sus conclusiones definitivas basándose en informaciones culturales de gran calidad y fidelidad. Por ello, la razón que me lleva a incluir este libro en este número, es el tratamiento científico que Jean-Didier realiza sobre quién es el Diablo, pero mirado desde el punto de vista de un experto en Neurología y Biología, o sea, desde el punto de vista de lo que somos como seres pensantes, y de los condicionantes físicos adquiridos como especie que puebla el planeta Tierra. Y por favor, no cometan el error de transformarlo en un Tratado sobre Ateísmo. Craso error. Este libro es una visión del Diablo desde la lógica científica, y su consiguiente demostración metódica y estudio detallado del mismo.

¿ Poseídos, o poseedores?.

La Triada Diabólica: vida, sexo y muerte. Este es el eje central de la tesis en la cuál, basa el entendimiento del fenómeno llamado Diablo. Que poderosa es esta Triada, cuyos tentáculos mueven y provocan sentimientos tan humanos, y también tan inhumanos, según sean orientados, como el poder, la bondad y la comprensión. Por lo tanto, el estudio biológico de esa faceta negativa del ser humano, o Diablo, se transforma automáticamente en un estudio de la vida confundida con la muerte y el sexo. Consecuencia: el misterio del Diablo se hace inseparable del otro gran misterio, el de la vida. A partir de aquí, comienza el desarrollo del estudio del poder de la Triada.

El ser humano empieza a reconocerse como individualidad, al ser reconocido como tal por otro ser humano, o sea, por otro miembro de su especie. Este hecho aparentemente simple, o inconsecuente, desencadenará una serie de procesos evolutivos en la especie humana de tal magnitud, que sólo la invención de la escritura igualará su poderoso influjo en nuestros destinos. Un “yo” crea un Ego, y un Ego provoca instantáneamente una sencilla pero inviolada pregunta, en el logos del nuevo ser: ¿Cuál es la razón de mi existencia?. El hombre toma conciencia del protagonismo de la vida en su medio, pero desconoce totalmente el origen de su existencia. El hombre necesita un ser supremo, un Dios, para poder dar explicación a las múltiples preguntas que le acosan, debido a su imposible respuesta. Dios se convierte en la solución a todos sus problemas existenciales, pero también, necesita tener a otro ente que sea el causante de su recién estrenada conciencia de soledad y desamparo. Nace el Diablo. Nace el feroz opositor a su benefactor Dios. Nace el creador de la corrupción, el pecado, el vicio, el engaño, el crimen,... El ser humano toma conciencia del poder del Diablo, y por ello lo teme y rechaza, pero si ponemos los pies en el suelo firmemente, me parece que el ser humano ha sido discípulo aventajado de las doctrinas del Maligno a lo largo de la Historia. Curiosa es la relación existente entre los humanos y el Diablo. Y curiosa es también la cantidad de atrocidades cometidas por el ser humano en nombre de ese Dios del Bien. Interesante lógica humana: “uso la maldad para mostrar mi fe en Dios”. Con estas justificaciones, el Diablo debe sufrir de aburrimiento crónico con las obras de los “discípulos de Dios”.

Procesos oponentes: el poder de lo opuesto.

Que mejor forma de abordar este concepto clave para la comprensión de estos procesos que la lectura de unos fragmentos del libro :

“Desarrollada por Solomon, en las décadas de 1970 y 1980, la teoría de los procesos oponentes se funda en la observación del fenómeno de la dependencia, pero su valor explicativo va mucho más allá de la droga, extendiéndose a todas aquellas conductas humanas que abren las puertas del infierno: el sexo, el juego, la glotonería, el poder, etc. Contrariamente a las teorías, subordina el acto a un estado afectivo. Es el cuerpo-sujeto quien constituye para él mismo su propio motivo.”

“Se llama stimulus a todo acontecimiento u objeto que provoca una respuesta conductual o bien ésta constituye una recompensa para el sujeto, quien buscará entonces la repetición (se habla de reforzamiento positivo), o bien asume el aspecto de una penitencia, y el sujeto evitará su renovación (se trata de un reforzamiento negativo).”


Los procesos opuestos no son otra cosa que el método usado por nuestro cerebro para asimilar, o integrar, todas las informaciones recibidas, con el único fin de dar la respuesta más apropiada a cada momento. Pero esto que a simple vista pueda parecer obvio, o idílico, según se mire, es uno de los mayores “defectos” de nuestro potente cerebro humano. ¿Por qué digo esto?. Como muy bien se explica en este libro, nuestro cerebro es conservador por naturaleza, y siempre estará en oposición a cualquier tipo de estímulo o emoción, ya sean estos dolorosos o placenteros. Y no sólo eso, si no que nuestro amado cerebro es muy “adaptativo” frente a estos estímulos, buscando a partir de entonces, una repetición constante de los mismos. Aquí es donde los procesos oponentes se desarrollan libremente y sin freno, provocando en el individuo un acostumbramiento a estos estímulos, lo que hace que su tolerancia se amplíe y sean necesarios estímulos cada vez más intensos. Y si por un casual, estos estímulos se vieran interrumpidos, los procesos oponentes vuelven a actuar, provocando en el individuo alteraciones afectivas y el famoso “síndrome de abstinencia”.

Estas y otras explicaciones de nuestro Diablo interior, las podréis encontrar con la lectura de este interesante y detallado ensayo. Disfrútenlo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 109
.

No hay comentarios:

More Visited: