viernes, diciembre 01, 2006

THE DEAD BOYS “LIVER THAN YOU'LL EVER BE”.


Publicado por : Get Back Records, (GET96 / PILOT 112), 2002
Edición comentada : Doble Vinilo 12”

Cara A: Sonic reducer / I wanna be a dead boy (all this and more) / Caught with the meat in your mouth / I´m calling to you / I won´t look back
Cara B: What love is / I need lunch / Ain´t nothing to do / Down in flames

Cara C: Son of Sam / Search & destroy / Ain´t it fun
Cara D: Tell me / 3rd generation / Catholic boy


Valoración de la calidad del vinilo : 8 (Magníficos vinilos, destacando tanto el material utilizado como su impresión, pero peca un poco en la calidad de la grabación; un disco imprescindible para los seguidores de Stiv Bator y su obra)

Si The Lords of the New Church ha despertado tus apetitos musicales, pues echemos hacia atrás el tiempo desde esa gira del 88 hasta el 26 de diciembre de 1987, fecha en la que se celebró, y grabó, este concierto. En este día tan señalado, The Dead Boys resurgieron de sus tumbas para ofrecer en el Ritz de la ciudad de Nueva York, el que sería su último concierto en directo.

En estos dos vinilos tenemos la oportunidad de escuchar la música en directo de unos The Dead Boys entregados, sobrados, que disfrutaron del espectáculo organizado, y en el cual que se encargaron de poner la guinda, porque este concierto debió ser un evento inolvidable para aquellos seguidores del grupo que tuvieron el privilegio de poder asistir al mismo. Con Cheetah Chrome, Jimmy Zero, Johnny Blitz y Stiv Bator sobre un escenario, el show estaba garantizado.

Se agradece que esta edición, “Liver than you´ll ever be”, venga en formato álbum, incluyendo en su interior algunas fotos que han quedado como testimonio visual de este concierto. Un detalle que los admiradores de este grupo sabemos apreciar. Ahora, pasemos a disfrutar del directo de The Dead Boys.

Impresiones post-audición :

Empieza la cara A y “Sonic reducer” nos atrapa como a un ratón caído en el queso de su satisfacción. Un inicio de concierto de Navidad, y previo de Fin de Año, de auténtico lujo. Con la canción “I wanna be a dead boy (all this and more)”, la fiesta sigue entre coros y desgarros guitarreros hasta que te cacen con la canción “Caught with the meat in your mouth”, porque los Dead Boys dicen las cosas por su nombre, y si no te lo crees, escucha la canción “I´m calling to you” con una ruidosa guitarra rota, tan rota como la voz de Stiv. “I won´t look back” cierra esta cara con esa oscuridad urbana tan característica. Pasemos a la cara B con urgencia...

La cara B empieza a sonar y con “What love is”, el desfase empieza a imperar. Después de “What love is”, el descaro de la canción “I need lunch”, y tras esta, “Ain´t nothing to do” con Stiv Bator totalmente entregado al público, acompañado de unas guitarras magistrales. Y como colofón de esta cara B, la canción “Down in flames”, un grito sonoro de rabia y rebeldía.

“Son of Sam” es la canción elegida para abrir la cara C, con una energía contenida que explotará en el final de esta canción, antes de que The Dead Boys nos ofrezcan su versión de “Search & destroy”, conocida canción de los míticos Iggy Pop and the Stooges. Al grito de ¡Fuckers, come on!, “Search & destroy” cobra vida en el escenario, y quien mejor que The Dead Boys para poder invocar el espíritu de esta composición musical y hacerlo presente en esta reunión. Esta versión en directo de “Search & destroy” impresiona. La gran aclamación al final de la canción, lógica y merecida, pero con la interpretación de “Ain´t it fun”, The Dead Boys parecen no tocar techo nunca. Parecen inagotables. Saben muy bien como dirigir a su público hacia terrenos donde las almas lucen con intensidad. “Ain´t it fun”, sin palabras. “Ain´t it fun” no se puede comentar, esta canción hay que escucharla.

Con “Tell me”, en la cara D se pone toda la leña en el fuego, en una orgía musical indescriptible. En ella, Stiv Bator ya se encuentra fuera de sí, en una entrega convertida en una ceremonia para sus seguidores. “3rd generation” se hace presente como regalo a cada uno de los asistentes hasta que la canción “Catholic boy” convierta con su magia, este concierto en un evento inmemorial.

... y Stiv Bator sigue estando vivo... ¡No lo olviden!. Disfrútenlo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 98
.

No hay comentarios:

More Visited: