jueves, noviembre 16, 2006

“PREGUNTAS A UN MAESTRO ZEN”, TAISEN DESHIMARU.


Publicado por : RBA
ISBN : 84-473-2335-8
Edición : 2002

Es probable que la mayoría de los lectores no conozcan al Maestro Taisen Deshimaru, e incluso, que ni siquiera les suene su nombre, pero este maestro zen en una de las personas que más ha influido en la evolución del zen en Japón, y que más ha contribuido a la expansión del zen en Europa.

1914 es el año de nacimiento del Maestro Taisen Deshimaru y ya desde muy pequeño, su vida se vio orientada a la practica y estudio del zen en su tierra natal, Japón. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue enviado a Indonesia y tras el final de esta contienda, decidió fundar el Instituto Cultural Asiático, el cual se convertiría en la semilla de su futuro proyecto: establecer un dojo zen en Europa. En 1967, el Maestro Taisen Deshimaru llega la ciudad de París con ese objetivo, y sus esfuerzos se verán recompensados en el año 1975 al conseguir su dojo el rango de Templo Zen, pero esta expansión no quedaría aquí parada, sino que continuaría con esta dinámica superando la cifra de un centenar el número de sus dojos en Occidente. Con tales méritos en su haber, los cargos de responsabilidad llegarán en la misma proporción de los reconocimientos a la labor realizada, llegando incluso a alcanzar la presidencia de la Federación Budista Japonesa. Por lo tanto, el autor de este libro no es ningún neófito, o neo gurú dentro del zen, sino una de las personas más importantes que se haya conocido dentro del budismo Zen en los últimos cien años.

“Preguntas a un maestro zen”, como su propio nombre indica, es un libro cuyo contenido está formado por una serie de preguntas y respuestas con el objetivo de hacer comprensible toda una filosofía de vida. El Budismo Zen es muy conceptual, y la explicación de estos mismos conceptos, fruto de la experiencia milenaria de los grandes maestros, se convierte en una pieza fundamental en la formación de la persona interesada en la inmersión dentro de su perspectiva religiosa y existencial. Por ello, el valor que los maestros zen dan a la palabra es crucial, ya que estas son las encargadas de la trasmisión del conocimientos. Ellas son las encargadas de llevar el mensaje que propiciará el cambio en quien lo recibe, y un mal uso del lenguaje no supondrá otra cosa que la imposibilidad de llevar a buen término una necesaria transformación interior del ser. En una estructura para el aprendizaje así definida, las reuniones y conferencias entre maestro/os y alumno/os se hacen necesariamente, y “Preguntas a un maestro zen”, es la selección de las preguntas y respuestas más interesantes e importantes aparecidas durante doce años de su vida, y precisamente esas respuestas se convierten en conocimiento adaptado a nuestra racionalidad indómita. Algunos ejemplos de tales lecciones filosóficas son los siguientes:

“Lo material es la tesis, lo espiritual la antítesis. El Zen, la vía de en medio, es la síntesis.”

“El objeto de la fe es diferente para cada persona. Cada uno debe conocer por sí mismo el objeto de su fe.”

“Los religiosos pueden acompañarnos al borde del río, pero no pueden beber por vosotros ni obligaros a beber.”
“Sólo el silencio es vuestro verdadero origen.”

“Los animales viven el verdadero Zen. Y puesto que los animales son así, el hombre debe progresar con relación a ellos.”

“En nuestros días solamente se educa el intelecto, y no al individuo en cuanto tal.”

“Ser diferente a los demás significa también soledad.”

“La civilización moderna es egoista. Los hombres son desgraciados.”

“Yo no soy los demás y los demás no son yo.”

“No debo seguir a los demás. Debo decidir por mí mismo.”

“Uno no puede mentirse a sí mismo.”

“No vale la pena confesarse a los demás. Hay que confesarse a sí mismo. Esta es la confesión más alta.”

“Todo el mundo habla demasiado. El silencio es un buen karma.”

“-Hay que actuar así, hay que actuar asá,...-; esto crea límites.”

“La verdadera libertad se encuentra en el interior del espíritu. Algunas personas parecen objetivamente libres, pero subjetivamente no lo son.”


Podía estar escribiendo más y más respuestas-lecciones hasta casi escribir el libro entero, porque cada una de sus páginas contienen gran cantidad de ellas. Frases dignas de elogio. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux_Atman

Artículo Nº: 72
.

No hay comentarios: