domingo, octubre 22, 2006

Y tras el descubrimiento de una nueva luz reveladora... la más completa oscuridad.

Todo aquel que sigue los complicados y esquivos caminos de la Mística conoce en sus propias carnes el alto precio que se paga cuando una nueva luz se revela. Uno toma conciencia de algo superior y lo integra en su interior más profundo, factor clave este último porque revelación sin asimilación interior sería igual a nueces sin contenido. Nueces vacías.

Pero la nuez es descubierta, analizada, asimilada e integrada dentro de nuestro ser, pero, ¿aquí acaba el proceso? Nada más lejos de la realidad. Nos dejamos olvidada la última fase, la fase más complicada y difícil de atravesar: la etapa de oscuridad.

Siempre que nos elevamos, que nuestra alma se aproxima un poquito más a su esencia primigenia, pasamos de la exaltación y la luminosidad a la tormenta más negra y siniestra que podamos imaginar. Escaso es el tiempo que tarda la tormenta en rodearnos e iniciar su poderosa descarga sobre nosotros. Miramos al frente y no vislumbramos un final. Miramos al cielo y este parece haber dejado de existir como si se lo hubiera tragado el Universo. Miramos al suelo y todo son dificultades en nuestro avance.

Ahora la tormenta cae fuerte y poderosa, pero solamente hay una salida: seguir adelante. Las gotas de lluvia son presión en el trabajo, presión en la vida personal, presión por la muerte de un ser querido, presión interior por un "Yo" indomable, presión y más presión física pero sobre todo, psíquica. Pero hay que seguir avanzando, seguir adelante,... Al igual que cualquier tormenta, esta no permanece perenne, casi eterna. Como todo lo terrenal, tiene la esencia de lo caduco que lo marca y condiciona. Por ello, la tormenta pasará porque así ha de ser y nuevas tormentas esperarán en el horizonte. Así es el ciclo de la vida... espiritual.

Dentro de un tiempo saldrá la luz más resplandeciente y bella que nunca hayan visto mis ojos, y de nuevo, empezaré otro nuevo ciclo...

Lux_ Atman

P.D: Dedicado a mi abuelita, que en paz descanse. Ayer su alma quedó definitivamente liberada de las cadenas que a todo ser vivo le ponen nada más nacer.

.

No hay comentarios:

More Visited: