domingo, octubre 29, 2006

THIS MORTAL COIL “SONG TO THE SIREN”.


Publicado por : 4AD, (BAD 310), 1983
Edición comentada : Vinilo 12” Maxi

Song to the siren / Sixteen days reprise / Sixteen days - Gathering dust

Valoración de la calidad del vinilo : 9 (excelente vinilo, destacando tanto el material utilizado como la grabación e impresión, que son dignos de elogio; una obra de esta categoría es casi impensable escucharla y apreciarla en un formato que no sea en vinilo)

En el año 1980, Ivo Watts-Russell funda la compañía discográfica 4AD, embarcándose en una aventura empresarial y musical muy arriesgada. Su decidida apuesta en apoyo de obras creadas por grupos musicales underground con dificultades para publicar, convertirá en pocos años a su compañía en un sello de referencia dentro de la escena independiente. Un exigente sector del público considerará a 4AD como una garantía de calidad, pero Ivo tenía también otros proyectos musicales en mente. Uno de ellos se transformará en el mito musical por excelencia de la escena gótica. El proyecto tiene un nombre: This Mortal Coil.

Para sacar el proyecto This Mortal Coil adelante, Ivo recibirá la ayuda de un maestro de la creación y grabación dentro del mundo discográfico llamado John Fryer, y juntos, lograrán dar cuerpo a esta atrevida aventura. Las ideas de cómo ha de sonar, de cómo ha de ser, de cómo ha de transmitir This Mortal Coil las tiene Ivo en la cabeza de forma clara, pero es John Fryer quien se encargará de coordinar a los músicos y cantantes que participarán en ello, será quien se encargue de escribir las letras, en definitiva, se encargará de dar orden y sentido a esas revolucionarias ideas. Por lo tanto, tras leer estas líneas y en contra de lo que algunos opinan, se ha de tener claro que This Mortal Coil no es un grupo. This Mortal Coil es un experimento musical. Ivo decide unir a una serie de artistas y grupos, ofreciéndoles participar en esta temeraria aventura musical. Empiezan a preparar sus primeros trabajos y en 1983, publicarán el primer disco de This Mortal Coil, un maxi con tres temas, que lleva por título “Song to the siren”. El banderazo de salida al éxito acababa de ser dado.

En este maxi, los artistas que dan cuerpo a estas canciones son Michael Conroy (bajo) y Gary McDowell (guitarra) provenientes del grupo Modern English, Elizabeth Fraser (vocalista) y Robin Guthrie (guitarra) del grupo Cocteau Twins, Gordon Sharp (vocalista) del grupo Cindytalk y Martyn Young (teclados) del grupo Colour Box. Pasemos a escuchar su primera obra...

Impresiones post-audición :

El acto de sacar este disco, depositarlo en el giradiscos, poner la aguja en el inicio del surco y pulsar el botón de start, lo he repetido no se cuantas veces pero sigue siendo una sensación especial de lo más placentera. Tener este primer disco del grupo en vinilo y poderlo escuchar, podíamos decir que es un vicio de lo más fetichista, un conmutador musical directo a las fuentes cerebrales del placer más sofisticado. El giradiscos está en marcha y la primera canción que suena es la mítica “Song to the siren” y ante tal obra maestra, lo mínimo que hay que hacer es arrodillarse y alabarla cual gótico tótem. “Song to the siren” no es una canción, es un ente que ha poseído las almas de grupos como Héroes del Silencio (sí, esta es la canción que daba inicio a cada uno de sus conciertos), o el espíritu de genios como David Lynch, el cual la incluyó en su obra maestra del cine, o para mí al menos lo es, llamada “Carretera Perdida”, “Lost Highway” para algunos. Esa noche solitaria, ese desierto, esa casa en llamas y Patricia Arquette desnuda haciendo el amor a un pobre infeliz mientras suena esta canción, y antes del clímax, acaba diciéndole al oído “nunca seré tuya” mientras esta canción sigue sonando, no me dirán que no es una de esas escenas cinematográficas imborrables. Esa no es una escena, ¡es una vida!, y es que “Song to the siren” es mucho más que una composición musical. Es algo que va mucho más allá, y si no me creen, aquí dejo su letra como prueba de mis afirmaciones:

SONG TO THE SIREN
On the floating, shapeless oceans
I did all my best to smile
til your singing eyes and fingers
drew me loving into your eyes.

And you sang "Sail to me, sail to me;
Let me enfold you."

Here I am, here I am waiting to hold you.
Did I dream you dreamed about me?
Were you here when I was full sail?

Now my foolish boat is leaning, broken love lost on your rocks.
For you sang, "Touch me not, touch me not, come back tomorrow."
Oh my heart, oh my heart shies from the sorrow.
I'm as puzzled as a newborn child.
I'm as riddled as the tide.
Should I stand amid the breakers?
Or shall I lie with death my bride?

Hear me sing: "Swim to me, swim to me, let me enfold you."
"Here I am. Here I am, waiting to hold you."


Tras la maravilla, la canción “Sixteen days reprise” queda un poco ensombrecida, y más, cuando esta es una composición compleja, extraña, en algunos momentos bastante volátil y con una evolución algo surrealista. Damos la vuelta al disco y nos encontramos con otra joya musical de This Mortal Coil y que solamente publicaron en este disco, llamada “Sixteen days - Gathering dust”. Aquí ya definitivamente nos rendimos al grupo. Ese bajo como inicio de la misma emanando siniestras nieblas, esa espera prolongada cargada de intensidad, y como no, Elizabeth Fraser embrujándonos de nuevo con su voz, acompañada por la desgarrada y vampírica voz de Gordon Sharp, convierten “Sixteen days - Gathering dust” en una de las mejores canciones de la música gótica. Tener este maxi llamado “Song to the siren” en las manos no es sólo poseer un objeto de gran valor musical, es poder admirar, contemplándola en tus manos, la primera obra de este legendario grupo llamado This Mortal Coil. Yo tardé algunos años en poderla conseguir, pero el esfuerzo y el dinero gastado merecieron mucho la pena. Disfrútenlo.

THIS MORTAL COIL, UNA OSCURA ETERNIDAD (1ª parte)

Lux_Atman

Artículo Nº: 41
.

No hay comentarios:

More Visited: