domingo, octubre 15, 2006

"UN CORAZÓN DE NADIE - Antología Poética (1913-1935) -", FERNANDO PESSOA.

Sigue Lux Atenea Webzine y Lux Atenea News en FACEBOOK.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Publicado por : Galaxia Gutenberg – Círculo de Lectores-
ISBN : 84-8109-352-1 Edición : 2001

“La superioridad no se disfraza de payaso.”

Fernando Pessoa (1888 – 1935) es uno de los poetas más importantes del siglo XX. Nacido en Lisboa, su influencia literaria fue clave para el nacimiento de una corriente poética portuguesa que perdurará más allá de su muerte. Pero la dimensión poética contenida en Pessoa rompe con los límites de un gran poeta, incluso, con las inimaginables fronteras de un grandioso poeta. Pessoa es el heterónimo por excelencia porque no solamente es Pessoa, es también Alberto Caeiro, Ricardo Reis y Álvaro de Campos porque seguir una sola dirección no es suficiente para un ser deseoso de experimentar para dar nuevos espacios con los que aplacar su desbordante genialidad. Pessoa necesita a estos tres personajes por él imaginados, y les da vida para dar a su propia existencia una mayor intensidad y diversidad.

“La realidad no necesita de mí”

Alberto Caeiro, Ricardo Reis y Álvaro de Campos. Tres caras distintas y completas que podemos contemplar en este libro, “Un corazón de nadie”. Pero, ¿Cómo es cada uno de ellos?.

“Comparar una cosa con otra es olvidar esa cosa”

Alberto Caeiro es objetivo, revelador, intuitivo, indisciplinado, religioso, intelectual, luchador, oscuro, inescrutable, directo, observador, pagano, analítico, concreto, un espíritu renacentista en busca de los misterios escondidos por la Madre Naturaleza. Un poema, “El guardador de rebaños”:

“...
El defecto de los hombres no es el de estar enfermos:
es el de llamar salud a su enfermedad,
y por eso no buscan curarse
ni realmente saben qué es salud y qué enfermedad.
...”


Ricardo Reis es un amante del clasicismo, estoico, sobrio, exquisito, distante ante los sentimientos, sereno, racional. Una mirada al pasado más bello y esplendoroso. Un poema, imposible, todas sus Odas.

“Procura ser quien eres, te amen o no”

Álvaro de Campos es el más complejo de los tres. Como gran amante de la ciencia, disfruta con los avances tecnológicos. Modernista y vanguardista, vive en el presente pero los avances le superan, le anulan constantemente, obligándole a seguir el presente a la carrera en una maratón sin meta visible. Un poema, “Estanco”:

“No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.
...”


Otros personajes también pasaron por su mente, Chevalier de Pas, Bernardo Soares, Alexander Search, António Mora,... pero sus vidas fueron cortas y sin oportunidad alguna para desarrollarse, para evolucionar y madurar. Fueron fugaces como estrellas recorriendo el firmamento para ser recordadas tan solo, por aquellos que las vieron.

“Niño desconocido y sucio jugando en mi puerta,
no te pregunto si me traes un recado de los símbolos.”


Tras los tres personajes, se encuentran algunos poemas firmados por el poeta con su propio nombre, pero ¿cómo es Pessoa? Pessoa es un ser solitario, la locura es su gran miedo, con una timidez casi enfermiza, de difícil comunicación, extraño para las miradas furtivas, pensativo, hermético, amable, sincero, constante, perseverante, con tendencias a introducirse en el extraño mundo del esoterismo (Pessoa conoció en persona a Aleister Crowley, el cual le fue a visitar a Lisboa, dejándole una pitillera y un escándalo por tarjeta de visita), fumador compulsivo (consumía cuatro cajetillas de tabaco diarias), gran lector, amante de los cafés, pasional pero con dificultades a la hora de establecer relaciones amorosas, soñador, sensible, muy introvertido, metafísico, unido emocionalmente a su madre, bebedor con un gran aguante, y al final de sus días, envejeció prematuramente en pocos años. Murió de una cirrosis hepática, consumido, a la edad de cuarenta y siete años.

“La Naturaleza nunca recuerda, y por eso es hermosa”

Lisboa le vio nacer el 13 de junio de 1888, y también morir el 30 de noviembre de 1935. Lisboa, una madre que acogió a su hijo predilecto hasta su última expiración. Lisboa, una ciudad convertida en un universo para una mente con el don de la poesía, con el lenguaje del alma solitaria. Pessoa abandona este mundo, se adentra definitivamente en su deseado reino de los sueños, pero deja el modernismo portugués como legado en un país que revolucionó, hasta situarlo en la vanguardia literaria.

“Gozar una flor es estar junto a ella inconscientemente”

Pessoa es inmortal, y mientras haya un solo ser amante de la individualidad, su espíritu seguirá vivo. Disfrútenlo durante toda su vida.

“La belleza es el nombre de algo que no existe
y que doy a las cosas a cambio del agrado que me dan.”


Félix V. Díaz
RESEÑA Nº: 13
En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
A “”.
A “”.
A “”.
A “”.

.

No hay comentarios: