martes, octubre 31, 2006

LIAISONS DANGEREUSES.


Publicado por : Hit Thing, (LP 005 ), 2002
Edición comentada : Vinilo 12”

Mystère dans le brouillard / Los niños del parque / Etre assis ou danser / Aperitif de la mort / Kess kill fé show / Peut être... pas / Avant-aprés Mars / El macho y la nena / Dupont / Liaisons Dangereuses

Valoración de la calidad del vinilo : 9 (excelente vinilo, destacando tanto el material utilizado como la grabación e impresión)

Pureza y sorpresa. Así son Liaisons Dangereuses, un grupo musical casi imposible de catalogar. Su ruptura con las formas establecidas en el momento, sus avances en la composición musical, su forma de retorcer las canciones, su fidelidad a ese espíritu unido a la vanguardia han hecho que las canciones de Liaisons Dangereuses no se queden desfasadas, anticuadas. En su búsqueda de la lógica del caos, acabaron encontrándola y nos las dejaron escritas en estas composiciones musicales publicadas en 1982, y que en el año 2002, han sido reeditadas en este vinilo. Unas composiciones magnéticas para amantes de la electrónica.

Impresiones post-audición :

Una cansada voz y unos fantasmales coros nos acompañan al interior de “Mystére dans le brouillard”, canción que abre este disco. Entre dos secuencias electrónicas lentas y repetitivas nos moveremos hasta que las secuencias más dance de “Los niños en el parque”, y la letra en castellano, nos dejen sorprendidos con esos niños y sus cigarrillos...¡Qué esperaban de un grupo de esta época! En los ochenta, la norma era romper con la norma.

Seguimos con la vitalidad musical de Liaisons Dangereuses con la canción “Etre assis ou danser”, al son de unos ritmos que nos mueven espasmódicamente, sin control, saltando de una fractura a otra entre gritos hasta que la calma, el viento y los golpes parecidos a latidos en el aire, nos detengan en “Aperitif de la mort”, un siniestro ruido de guadañas afilándose. De nuevo el silencio, pero la extrema “Kess kill fé show” nos congela con esos teclados que caen como témpanos sobre nuestras cabezas, hielo que nos habla mientras cruje y se parte.

Damos la vuelta al vinilo y con “Peut être... pas” somos rodeados por los ecos de una noche de locura y mentiras. Con “Avant-aprés Mars”, esa actividad tan bruscamente inducida en nuestro cuerpo seguirá su curso a través del ruido de la ciudad moderna. ¿Te ha parecido muy kitch, muy rompedor? Pues prepárate con la canción “El macho y la nena”; y sobre todo, “no me empujes...no me toques”, “que yo me enfado”.

“Dupont” es un viaje en el pasadizo de los sonidos electrónicos, un lugar en donde perderse sería un deseo. Con un final que no debió existir nunca, llegamos a la canción “Liaisons Dangereuses”, una obra maestra de la música electrónica. Una pieza imprescindible en una colección discográfica que se precie. Disfrútenlo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 45
.

No hay comentarios: